Movimientos poblacionales
Los movimientos poblacionales en 2015, según el INE HENAR DE PEDRO

El envejecimiento de la población y la salida de extranjeros a sus países y hacia las grandes urbes están redibujando el mapa demográfico de España. Así lo sugiere la Estadística de Variaciones Residenciales (EVR) que publicó ayer el INE y que expone la gran salida de población en 2015 de la costa levantina y desde ambas Castillas.

"La cornisa mediterránea está sufriendo un costalazo", explica a 20minutos Mª Dolores Moreno, responsable de Estadística del Ayuntamiento de Orihuela, el municipio con peor saldo de variación residencial en 2015 (-7.243 personas), seguido por dos canarios –Las Palmas (-6.685) y Adeje (-5.879)– y otros dos alicantinos como la capital provincial (-4.446) y Jávea (-3.532). Los cinco, además, muestran salidas más acusadas al exterior del país, que hacia otras regiones interiores.

"Es normal, la costa levantina es la que alberga más extranjeros europeos; algunos han venido con su familia e hijos pequeños y si no hay trabajo, evidentemente se vuelven", dice Moreno sobre un fenómeno que no solo afecta a su ciudad, Orihuela, sino a toda la Comunidad Valenciana: es la autonomía con peor saldo migratorio global (-11.832 personas) y exterior (-8.076).

"Aquí hay sobre todo ingleses, pero se han ido muchos búlgaros y rumanos que venían a trabajar y que se ahora se van por no encontrar empleo. Por eso baja la población. Además muchos de los extranjeros que viven aquí son mayores y si muere uno de los cónyuges, el otro vuelve a su país", apunta esta funcionaria del consistorio oriolano.

Una explicación que sirve para el canario Adeje donde el 50% de habitantes es extranjero; y como en Levante, la mayoría británicos. "La colonia de Reino Unido también se va porque el precio de la vivienda sube y es un buen momento para vender", anota Marta Domínguez, profesora de Sociología y experta en demografía de la Universidad Complutense. "La crisis del ladrillo afectó mucho a la costa mediterránea y sus inmigrantes se mueven ahora a áreas con sectores económicos más sólidos".

De vuelta a la ciudad

Una circunstancia, esta pérdida poblacional, que no solo ocurre en la Comunidad Valenciana; las dos siguientes regiones con peor saldo residencial –Castilla y León (-11.301 personas) y Castilla-La Mancha (10.284)– son las dos que desplazan a más ciudadanos desde sus tierras hacia otros lugares de España. Tanto extranjeros como nacionales.

El empleo se ha reanimado y las ciudades ofrecen ahora más oportunidades que en la crisis"Son dos autonomías con población muy envejecida y las grandes ciudades cercanas absorben a sus inmigrantes y jóvenes", añade Domínguez. Y es que durante la crisis se observó un movimiento poblacional desde las ciudades hacia el campo porque, sin trabajo en la gran ciudad, la vida era más cara y el campo ofrecía una oportunidad.

"Acabada la crisis", apunta ahora esta experta demógrafa; "se está produciendo una inversión de tendencia y se vuelve a las ciudades porque el empleo se ha reanimada y ofrece más oportunidades de vida.

Las seis urbes con mejor saldo de migración española son madrileñas

¿Y quién recibe ese flujo de extranjeros y españoles que cambia de región? Según el INE, Madrid fue la autonomía que mostró en 2015 un mejor saldo poblacional (+38.155 personas) y creció tanto su padrón 'nacional' (14.768) –una variación positiva que solo replica Baleares– como el de extranjeros (23.387).

Es un polo de atracción de inversiones y refugio de quien viene de otras regiones buscando una vida mejor"Esto confirma que nuestra comunidad es un polo de atracción de inversiones y refugio de quien viene de otras regiones buscando un empleo que no encuentra en la suya", celebra un portavoz económico del Gobierno regional madrileño.

Porque la capital no es solo el municipio con mejor saldo entre los 8.119 del país (añade 28.979 personas a su padrón) sino que es la urbe en la que crece más el número de residentes españoles (+6.610) por delante, precisamente, de cinco ciudades de su periferia: Getafe, Tres Cantos, Rivas-Vaciamadrid,Boadilla y Arroyomolinos.

Cataluña, la que más población envía a otras regiones

¿Y Cataluña? Su situación se asemeja a la madrileña en ser la segunda región con mejor saldo (+26.099) y en sufrir el éxodo de sus habitantes a otros países (7.257 catalanes menos en 2015). "La juventud sigue saliendo porque no se crea empleo", puntualiza a este medio Alfonso de Esteban, catedrático en Demografía y actualmente vocal de la Junta Electoral Central.

Su situación política es incierta por el proceso independentistaPero hay una gran diferencia: el éxodo de españoles a otras regiones del Estado es el más abultado (-216.481) y no compensa ni las llegadas desde otras autonomías ni el saldo (negativo) de movimientos con el exterior.

"Su situación política es incierta por el proceso independentista", dice De Esteban; "están perdiendo empleo, empresas... y en un escenario en el que no se sabe lo que va a pasar, la gente con menos arraigo sale del territorio".

En cifras

  • 28.537 personas crece el saldo residencial en España: se pierden 36.302 españoles y se amplía en 64.839 el número de extranjeros.
  • -1.652 residentes españoles menos en Sevilla, el municipio que pierde más población nacional.
  • -7.257 españoles pierde Cataluña en su saldo con el exterior.Es el más negativo y le sigue Madrid (-6.350) y Andalucía (-6.032).
  • 3.700 foráneos se añadieron en la urbe de L'Hospitalet, la cuarta que más gana tras las tres grandes: Madrid, Barcelona y Valencia.

Cuatro claves

  • La estadística EVR mide las altas y bajas por cambio de residencia en padrones municipales.
  • Solo Madrid (+14.768) y Baleares (+1.538) presentan aumentos de residentes españoles.
  • El saldo de ida y vuelta de españoles con el exterior es negativo (-36.302 personas) y se replica en todas las regiones.
  • "Con el proceso independentista, Cataluña ha perdido empresas y a la población con menos arraigo", dice un experto.