Ya edificó el nuevo Wembley. La directiva del Barça eligió ayer el proyecto del arquitecto británico Norman Foster para las obras de ampliación del Camp Nou.

La propuesta de Foster se dará a conocer al detalle este sábado antes del partido contra el Sevilla, pero ya se conocen algunas pinceladas. El proyecto contempla, además de un estadio «más moderno y confortable», una ampliación del aforo en unos 10.000 asientos, aunque sólo unos 6.000 se destinarán a los socios (los 4.000 restantes se redistribuirán entre palcos comerciales y zonas habilitadas para la  prensa, entre otros).

El Camp Nou pasará de tener un aforo de 98.000 a 108.000 espectadores. El diseño no tiene previsto que el estadio pueda cubrirse en su totalidad, sino sólo la zona donde se encuentran las gradas.

Foster tendrá listo el proyecto definitivo en «diez o doce meses», por lo que será presentado al Ayuntamiento de Barcelona «en el segundo semestre de 2008», según explicaron fuentes del club.

Foster, arquitecto de la Torre de Collserola, también tiene experiencia en estadios de fútbol tras diseñar el nuevo Wembley londinense.