Jordi Roca en MasterChef
Los jueces de MasterChef junto a Jordi Roca en la semifinal de la cuarta edición del concurso de cocina. RTVE

Tras once semanas de aprendizaje y competición, cinco aspirantes disputaron la semifinal de MasterChef dispuestos a pasar a la fase final del talent de cocina más popular de la televisión.

Tras la emisión de este miércoles, ya se conocen los aspirantes que pasarán a la gran final: Ángel, José Luis, Virginia y Rocío.

La primera prueba consistió en hacer cuatro arroces diferentes en 75 minutos: ensalada de arroz salvaje, arroz caldoso de carabineros, con costillas y estilo thai. Para ello tuvieron que seguir los consejos de la chef María José San Román.

Ninguno de los aspirantes lograron hacer y emplatar un arroz a satisfacción de los jueces. Pero la que salió mejor librada fue Raquel, lo que le valió ser la capitana del único equipo que se enfrentó a la prueba de exteriores.

Menú de quesos asturianos

Los concursantes viajaron al Valle del Nalón (Asturias), donde tuvieron que hacer un menú a base de los diferentes quesos que se producen en la comunidad asturiana.

Mientras los concursantes batallaban en la cocina para sacar adelante los platos, Pepe Rodríguez y sus dos compañeros se pusieron a hacer un cachopo para ellos.

La prueba del menú degustación ha sido un desastre. El primer plato, la ensalada, se ha retrasado y ha hecho un efecto dominó en el resto de las entregas. la capitana, Raquel, se ha visto desbordada y fue necesario que su hermana, Virginia, se hiciera con los mandos.

Los tres jueces han tomado en cuenta eso para mandarla a ella y a Raquel a la prueba de eliminación. Raquel estaba a cargo del solomillo con cabrales, que se ha pasado de punto de cocción y ha sido un "desastre".

Así, Ángel, José Luis y Virginia han sido los tres primeros en ser seleccionados para la gran final, que será la semana que viene.

Postre de Jordi Roca

Rocío y Raquel se enfrentaron con una prueba difícil: reproducir un postre de Jordi Roca, maestro repostero de El Celler de Can Roca, restaurante con tres estrellas Michelín. El cromatismo verde incluía hacer un tubo de caramelo transparente con ayuda de un secador de pelo.

Rocío logró sacar adelante, a pesar de presentar un emplatado malo, aunque el mismo Roca dijo que estaba bueno. Raquel no pudo fabricar el complicado tubo de caramelo, y una nata que llevaba incluido el emplatado no ha cuajado.

Y dicho y hecho. La misma Raquel se veía perdedora desde el mismo tiempo de elaboración del postre, y los jueces la han elegido para dejar el programa. Así, finalmente las hermanas jerezanas, Raquel y Virginia, se separan en la competición. Las dos hermanas se han despedido llorando y con un sentido abrazo.

Ángel, José Luis, Virginia y Rocío se enfrentarán en la gran final de la semana que viene.