Pekín Express
Un momento de la etapa de las semifinales de Pekín Express. LASEXTA

Pekín Express comenzó con diez parejas, pero ya sólo quedan dos. Han sido muchos kilómetros, sudores, nervios, lágrimas, aventuras y luchas hasta llegar aquí, pero lo han logrado. En la emisión de este martes se han definido las dos parejas que se verán las caras en la gran final del concurso, la próxima semana.

Los finalistas son: Pepe y Blanca, los aristócratas, y los primos, Matías y Nabil.

La primera parte ha comenzado con una ruta recorrida por las tres parejas que quedaban: Blanca y Pepe, los primos y la madre e hija. La meta era llegar hasta la residencia del alcalde de la localidad de Manjao.

Los que hicieron mejor tiempo fueron Blanca y Pepe, que con ello se ganaron el privilegio de pasar directamente a la final. Además, Pedroche les concedió un poder especial para retrasar a la pareja que ellos eligieran y favorecer a la otra.

Los ataques de los aristócratas se dirigieron contra la madre e hija, a quienes "no querían ver ni en pintura" en la final.

Los poderes de los aristócratas

Los primos y la madre e hija debieron, tras la primera parte del programa, correr desde Manjao hasta Pune. En esta etapa es cuando Blanca y Pepe comenzaron a usar sus poderes.

Primero tuvieron la potestad para detener a la pareja que eligieran durante 20 minutos, y asignar a la otra un transporte especial que los adelantara en su marcha durante media hora. Por supuesto, eligieron a Sonia e Ylenia, que admitieron de buen grado el retraso.

Al día siguiente, las dos parejas debían visitar cuatro una residencia abandonada en la que había cuatro pruebas para obtener pistas para llegar a la siguiente meta. Pero los aristócratas podían darles a una de ellas comodines para saltarse dos pruebas, para lo cual eligieron a Matías y Nabil.

Los concursantes debían meter las manos en cajas con pequeños lagartos, cucarachas o peces gato, o soportar que les cubrieran la cabeza con una pasta viscosa.

Al final, la conjura de los aristócratas hizo su efecto y la pareja que mejor tiempo hizo fue Matías y Nabil, para propia sorpresa de ellos, que se daban por eliminados. Sonia e Ylenia, la madre e hija, han tenido que abandonar el reality.