Islam, yihad, salafismo... Glosario clave para entender la religión musulmana

Una joven se viste con un hiyab.
Una joven se viste con un hiyab.
GONZOO

Con 1.400 años de historia, el islam es la segunda mayor religión del mundo por número de fieles, con más de 1.300 millones de personas. Sus principios son usados como excusa por organizaciones terroristas como el Estado Islámico o Daesh, pero, también, por naciones como Arabia Saudí, socio preferente de las democracias occidentales a pesar de violar la Carta Internacional de Derechos Humanos en base a interpretaciones religiosas fundamentalistas.

Este glosario aclara el significado de los conceptos más polémicos y recopila las palabras clave para distinguir las diferentes corrientes del islam.

Glosario

Alá o Al-lah

La palabra árabe usada como el nombre de Dios, que no tiene género ni plural.

Corán o al-Qurán

Literalmente, "recitación". En sentido figurado, el Corán, libro sagrado del islam revelado por Dios a Mahoma, su enviado.

Árabe

Designa a los miembros de alguna de las diversas tribus originarias de Arabia, a sus descendientes o a los originarios de los países que hoy componen la Península Arábiga: Arabia Saudí, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Kuwait, Omán, Catar, Yemen, Irak y Siria.

Musulmán

Persona que profesa la religión de Mahoma. Se refiere a las creencias personales de cada inviduo, no a su origen. Solo aquel que acepta que Alá es el único dios y Mahoma, su profeta, es admitido como musulmán. "En España existen los conversos, que tienen una concepción más recta a nivel religioso y lo toman como una filosofía de vida, y los musulmanes de nacimiento, para quien, además de una cuestión religiosa, el islam es algo cultural", explica Nader Al Jallad, lingüista jordano y especialista en interculturalidad de la Universidad de Córdoba.

Yihad

"Significa esfuerzo. El Corán habla de la lucha por la causa islámica en sentido religioso, propagar el mensaje de Dios, pero no tiene nada que ver con 'guerra santa' y, mucho menos, con el terrorismo", detalla Al Jallad. La Comunidad Musulmana Ahmadiyya, con sede en Córdoba, precisa que existen dos tipos de yihad: la mayor o esfuerzo para someter el propio ego y seguir un camino recto; y la menor, la guerra. Sheij Mansur Mota, imán del Centro Cultural Islámico de Valencia, detalló en un artículo las condiciones bajo las que un musulmán puede ir a la guerra: que la declare un gobernante o jefe de Estado reconocido y que esta tenga un carácter defensivo o solidario frente a una invasión. Jader Al Jallad precisa que el Corán prohíbe el enfrentamiento entre musulmanes, la matanza de mujeres o niños o, incluso, cortar un árbol.

Muyahid / Muyahidín

"El uso más frecuente de la palabra yihad en los proverbios árabes se refiere al trabajo duro. De esta forma, cuando lo haces eres un muyahid, alguien que se esfuerza", precisa el lingüista. En la era moderna, distintos grupos y combatientes árabes, musulmanes, islamistas o radicales han recibido, por extensión, el nombre de muyahidines, entre ellos, Osama Bin Laden.

Sharia

Literalmente significa "camino a seguir". Usualmente se refiere a la ley islámica. Los especialistas en la Sharia son los mufti, que emiten una fatwa o veredicto islámico basado en el Corán o en la las revelaciones y la vida de Mahoma (la sunna), según la Fundación de Cultura Islámica (Funci). Las fatwas solo tienen autoridad moral, aunque pueden adquirir valor legal si son ratificadas por la mayoría de las escuelas jurídicas del Islam. La Sharia como aplicación de las reglas del islam al Estado rige en países como Irán, Yemen, Arabia Saudí o Nigeria.

Chiismo / Sunismo

Las dos grandes ramas del islam, enfrentadas desde la muerte del profeta en el año 632 d.C.. La primera defiende que el heredero de Mahoma y nuevo líder espiritual es su primo y yerno Alí. La segunda sostiene que el sucesor debe ser elegido por la comunidad y que este no tiene que ser, necesariamente, uno de sus descendientes directos. Los enfrentamientos derivados de esta división han supuesto en guerras, matanzas y una lucha encarnizada por dominar el islam. Los chiitas, que interpretan el Corán de forma abierta a través de sus cérigos, suponen el 10-15% de los 1.400 millones de musulmanes del mundo y tienen a Irán como máximo exponente. Los sunitas se aferran al seguimiento estricto de la sunna o enseñanzas de Mahoma y constituyen el 85%-90% de la población, con Arabia Saudí y Egipto como naciones más influyentes. Las diferencias a la hora del culto diario entre ambas corrientes son mínimas.

Wahabismo

El Centre for International Affaires de Barcelona (Cidob) lo define como la doctrina elaborada por Muhámmad Ibn Wahab (s. XVIII), que pertenece a la rama del sunismo e interpreta con mayor rigor la escuela jurídica hanbalí, que es, a su vez la más estricta de las cuatro escuelas jurídicas del Islam (hanafí, malikí, shafi'í y hanbalí). "Es una versión muy dañina, literalista y retrógrada, asumida por la familia real saudí. Está en el origen de Al Qaeda, de los talibanes, del salafismo y de todas las interpretaciones radicales", sostiene el especialista Chema Gil Garre, analista del Instituto de Seguridad Global.

Salafismo

Salaf significa "ancestro". El salafismo de predicación, presente en el sunismo, predica la vuelta al Corán y los dichos y hechos atribuidos a Mahoma y a quienes lo conocieron. El Estado Islámico o Daesh recurre al salafismo yihadista, según Moussa Bourekba, master en Relaciones Internacionales e investigador del Cidob. "Pretende defender a los musulmanes oprimidos allí donde se encuentren para reunirlos bajo el califato islámico. La geopolítica sirve a sus intereses, ya que le permite apoyar su argumento clave –Occidente ha declarado la guerra al islam-, basándose en la propia actualidad de la región y la realidad de las intervenciones militares en 'tierra del islam'", concluía el experto en un análisis publicado en 2015.

Sufismo

Según el Cidob, es la expresión esotérica del islam, la ciencia del conocimiento directo de Dios. Extrae sus doctrinas y métodos directamente del Corán y de la revelación islámica. Esta expresión mística suele agruparse en torno a cofradías (o turuq, tariqa en singular) lideradas por un jefe o shayj espiritual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento