Y tú, ¿a quién quieres más, a Sabina o a Serrat? (I): Ocupen su localidad

  • Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina ofrecieron ayer su primera actuación en Madrid.
  • La gira conjunta de ambos cantautores, Dos pájaros de un tiro, se quedará en la capital dos noches más.
  • En tres entregas, coincidiendo con las jornadas de conciertos, te contamos con todo detalle cómo transcurrió la primera noche en el Palacio de los Deportes madrileño.
Los cantautores Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina (de izda. a dcha.), durante su actuación, anoche, en el Palacio de los Deportes de Madrid, dentro de la gira Dos pajaros de un tiro.
Los cantautores Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina (de izda. a dcha.), durante su actuación, anoche, en el Palacio de los Deportes de Madrid, dentro de la gira Dos pajaros de un tiro.
EFE / VÍCTOR LERENA

Con algo más de 15 minutos de retraso por "problemas con la entrada del público", pasadas las 22.15 horas, comenzó anoche el primero de los tres conciertos que Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina ofrecerán en Madrid incluidos en la gira Dos pájaros de un tiro. En una gran pantalla de televisión, el periodista Iñaki Gabilondo daba la noticia: la actuación se había suspendido porque ninguna de las estrellas aparecía.

Así, con una broma televisiva que provocó los silbidos de la gente, empezaba la actuación. Recordando los buenos tiempos de Sabina con Viceversa, sonó Ocupen su localidad mientras los dos cantautores salían al escenario. La letra se había adaptado para la ocasión y el tema se intercaló con Hoy puede ser un gran día, de Serrat.

Los dos miembros de esta "pareja de deshecho", como se definieron a sí mismos, llevaban pantalones vaqueros. Joaquín, en un alarde de elegancia, los combinaba con una chaqueta larga a modo de frac y el bombín al que ya ha acostumbrado al público de sus últimos tours.

"... A punto está de levantarse el telón...". En efecto. A esta bienvenida musical, sin mediar palabra, le siguió Aves de paso. Sólo tras interpretar el sencillo del jiennense incluido en Yo, mí, me, contigo, los artistas saludaron al público que llenaba, literalmente, el Palacio de los Deportes madrileño. Las entradas para las tres noches de actuaciones, de hecho, se agotaron en muy poco tiempo.

"Da mucho gusto estar en casa otra vez", dijo Sabina justo antes de que Serrat aludiera a la final del Eurobasket. El catalán asistió el pasado domingo al Palacio de los Deportes para ver el partido que enfrentó a la selección española con la rusa y, según aseguró, salió "con el rabo entre las piernas". Y, entre risas, se refirió a los rusos como "aquellos hijos de Putin que nos ganaron por un punto".

Igual que se les pregunta a los niños pequeños "bonito, ¿tú a quién quieres más, a papá o a mamá?", los cantautores se cuestionaron en voz alta "¿es éste tu público o es mi público?". Y la pregunta tuvo su respuesta... tres horas más tarde.

Sabina abandonó el escenario para que El Nano interpretase a solas Pueblo nuevo y Algo personal, esta última en una divertida versión "cabaretera", con ritmos muy marcados. Y aunque el auditorio apenas se unió al canto de Serrat, él consiguió poner a más de uno los pelos de punta con esa voz cuya profundidad compensa lo limitado de su tesitura.

Bastó que se escucharan unas pocas notas para que, sin apenas darle pie al catalán, la gente empezase a cantar Y sin embargo. Parecía que la balanza se decantaba a favor de Sabina, con el público de la ciudad que le adoptó dispuesto a demostrar que se saben sus canciones, pero también quedaba claro que la garganta del andaluz tiene bastante que envidiar -al menos en la actualidad- a la de Serrat.

Entonces reapareció el de Úbeda para retomar su propio tema y "ceder" el penúltimo estribillo a la gente. Tras la canción, se dirigió a Serrat en tono irónico con estas palabras: "te estaba oyendo cantar dentro y (me) decía, "¡qué bonita letra!".

¿Es éste tu público o es mi público?"

Una teatral discusión sobre las musas introdujo No hago otra cosa que pensar en ti, un tema que Joan Manuel compartió con su primo justo antes de abandonar por primera vez el escenario. "Hoy las musas han pasado de mí -le despidió Sabina-, se habrán ido con El Nano".

Ya en solitario, Joaquín recordó ¿Quién me ha robado el mes de abril?, en una curiosa interpretación a medio camino entre lo acústico y lo eléctrico. Y Princesa, en la misma versión "enchufada" que viene repitiendo en los últimos años y que deja a la canción sin apenas línea melódica. El público le arropó nuevamente con sus coros y los ocupantes de los asientos numerados empezaron a envidiar a los que de pie en el "foso" ya daban botes.

En la tercera estrofa de Yo me bajo en Atocha, Sabina olvidó la letra y se descompasó de forma considerable en su intento por subsanar el error, pero a la gente, que aplaudió con la mención a "su 14 de abril", no pareció importarle demasiado. Con su "Hoy me he traído al millor de tots los madrileños catalanes" regresó Serrat.

Te estaba oyendo cantar dentro... ¡qué bonita letra!"

Los cantautores a dúo interpretaron Contigo, del jiennense, y se repitieron dos hechos: que el público arrancó a cantar antes que los artistas, reconociendo la melodía, y que la voz de Serrat ensalzó un tema de Sabina. El ambiente en el escenario cambió por completo para dar paso a Tu nombre me sabe a hierba, del catalán. La versión destacó por unos tan sorprendentes como oportunos arreglos que recordaban a la música del Sur, con cierto aire flamenco.

Y llegó el momento de intercambiarse los papeles...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento