JEEP GRAND CHEROKEE
Jeep Grand Cherokee modelo 2015. EEIM / WIKIPEDIA

El vehículo que el domingo provocó la muerte del actor de Star Trek, Anton Yelchin, que resultó arrollado por su propio coche, pertenece a un modelo de esta marca automovilística que ha sido retirado del mercado, según publica Los Angeles Times.

Al parecer, el vehículo de Yelchin lo aplastó contra el muro de entrada a su vivienda y una puerta de seguridad, cuando, por motivos que se desconocen, el automóvil comenzó a caer por la pendiente de acceso a la vivienda.

Justamente, según la publicación estadounidense, el modelo Jeep Grand Cherokee, el que tenía el actor fallecido, ha sido retirado del mercado después de que los reguladores federales detectaran fallos en el sistema de cambio de marchas. 

Concretamente, una investigación encontró que los cambios electrónicos de la palanca de marchas podrían saltar de nuevo a su posición anterior después de haber sido trasladado a una marcha diferente, según los registros de la Agencia Nacional de Seguridad del Transporte.

Por este motivo, la empresa procedió a retirar voluntariamente un total de 1,1 millones de automóviles y vehículos deportivos de este modelo. El del actor, concretamente, era un modelo de 2015.

En concreto, el fallo detectado consistía en que los conductores podían creer erróneamente que el coche se había dejado en la posición de P (aparcar, ya que en EE UU las marchas son automáticas y no manuales) y abandonar el vehículo.

Pero en realidad, el coche no estaría aparcado y si no se dejó puesto el freno de mano, este seguía en marcha, pudiendo moverse y causar lesiones. Una versión que, de entrada, coincide con lo que hipotéticamente podría haberle pasado al actor.