Mujer embarazada
.

El Ministerio de Sanidad quiere potenciar el parto natural y, para ello, ha convocado a representantes del colectivo de matronas. El objetivo del encuentro, que tendrá lugar este miércoles, es consensuar las medidas que contendrá la Estrategia para la mejora de la atención al parto normal, que persigue, entre otros fines, reducir el número de cesáreas.

Así lo indicó María José Espinaco, matrona vocal del Consejo Nacional de Enfermería, quien recordó que, en contra de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de cesáreas en España alcanza un 45% de los partos en la sanidad privada y un 23% en la pública. "Esto es una exageración porque sólo entre un 10 y un 15% de las parturientas la requieren, según la OMS", explicó Espinaco a 20minutos.es.

Se pretende reducir la medicalización, la instrumentalización y las cirugías innecesarias
Sanidad, que presentará este plan antes de que concluya la legislatura, contará con la opinión de las matronas, de los ginecólogos y de las comunidades autónomas, así como con el conocimiento científico existente para
orientar la práctica clínica en la atención al parto.

Así, entre las medidas que se pretenden tomar están la reducción de la medicalización y las cirugías innecesarias, que no se practiquen inducciones al parto si no hay una causa médica, que se permita parir en cama, que se evite la posición con las piernas levantadas y que, una vez que nazca el niño, no se le separe de su madre y se le facilite la lactancia.

Información para que la mujer decida

El colectivo de matronas lleva tiempo abogando por ese tipo de medidas. "Hay que reducir la instrumentalización a casos en los que sea realmente necesario... A veces se aplican forces o ventosas sólo para que alguien aprenda a usarlos y eso no puede ser", cuenta Espinaco.

Otra de las reivindicaciones de las matronas es que sean ellas quienes se ocupen del parto y que los médicos intervengan solo cuando haga falta. "Queremos que, al igual que ocurre en Francia, Suiza o Inglaterra, el parto sea nuestro". "Aquí es el tocólogo el que decide todo y nosotras queremos que las decisiones sean consensuadas entre el médico y la mujer, que se la informe y ella diga lo que quiere".

En cuanto a la medicalización, Espinaco critica el exceso de ésta y el hecho de que la epidural sea considerada la panacea en nuestro país. "Hay que usar también otras alternativas para aliviar el dolor, como masajes y partos en el agua".