Una familia estudia acciones contra el Hospital Sierra de Segura por no detectar un cáncer terminal a un paciente

  • Cuatro hermanas residentes en Cataluña están estudiando acciones legales contra el Hospital de Alta Resolución Sierra de Segura (Jaén) después que este centro hospitalario no diagnosticara el cáncer de próstata terminal que padecía su padre de 76 años que fue atendido hasta en tres ocasiones y que acabó falleciendo en un hospital catalán a donde finalmente se lo llevaron sus hijas.

La abogada que representa a las hijas del fallecido, Margarita Martín, ha señalado que la primera de las actuaciones fue denunciar administrativamente al Hospital por una presunta negligencia médica con resultado de muerte.

A esta denuncia, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha respondido exculpando al centro sanitario y alegando que las acciones del equipo médico fueron las "adecuadas".

El paciente Lope Olivares, vecinos de La Puerta de Segura, acudió tres veces al mencionado Hospital y las tres fue dado de alta cuando en realidad lo que tenía era un cáncer de próstata con metástasis óseas y hepáticas.

La letrada ha señalado que el paciente acudió de urgencias en julio de 2015 al Hospital de Alta Resolución Sierra de Segura por sufrir un fuerte dolor abdominal y el diagnóstico fue de cólico nefrítico.

Dos meses después vuelve a acudir al mismo hospital por presentar un grave dolor lumbar, donde nuevamente es dado de alta con diagnóstico de dilatación gástrica en el contexto del cólico detectado con anterioridad.

Finalmente, el día 18 de septiembre de 2015, las hijas lo llevaron por tercera vez al hospital por cambios de comportamiento habitual y relajación de esfínteres, que en el centro hospitalario se interpretan como síntomas de infección urinaria.

En esta ocasión, el facultativo vuelve a darle de alta y recomienda a la familia que el paciente sea atendido de nuevo en Atención Primaria, ya que afirma que no hay alteración del estado general ni síntomas físicos de enfermedad.

Ante esta situación, las hijas del enfermo toman la decisión de trasladar urgentemente en coche a su padre a Cataluña, y al día siguiente le llevan al Hospital de Figueres. Allí le diagnostican de inmediato un cáncer de próstata con metástasis óseas y hepáticas que le causaron la muerte en octubre de 2015.

Una vez que la Junta ha rechazado errores en la atención, la abogada encargada del caso se encuentra estudiando las posibles vías judiciales que se pueden seguir para denunciar el caso.

"La única verdad que hay es que si las hijas no bajan a buscar a su padre, éste hubiera muerto solo y sin ningún tipo de atención que le aliviara el sufrimiento que le estaba ocasionando una enfermedad que no le habían diagnosticado", ha dicho Martín.

Ha añadido que no descartan ninguna vía, ni la civil, ni la penal, ni la de lo contencioso administrativo para denunciar el caso y así lograr que "no se vuelvan a repetir casos como éste".

La apertura del expediente abierto por la Consejería de Salud al Hospital Alta Resolución Sierra de Segura se ha cerrado con una comunicación remitida a la familia en la que se asegura que se ha realizado una investigación por parte de la Inspección Provincial de Servicios Sanitarios.

Se añade que el centro denunciado administrativamente insiste en que las acciones llevadas a cabo por su servicio de urgencias fueron "correctas y adecuadas para descartar una patología urgente", en lo que coincide el inspector del caso quien exculpa al Hospital de cualquier responsabilidad en la muerte del paciente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento