Orgullo Gay en Valencia
Colectivos de defensa de los derechos de gais, lesbianas y transexuales, partidos políticos y entidades sociales durante la manifestación del Orgullo LGTB en Valencia. Biel Aliño / EFE

Miles de personas han recorrido este sábado las calles del centro de Valencia para celebrar el día del Orgullo lésbico, gay, transexual y bisexual (LGTB), en una marcha colorista y reivindicativa que ha quedado en parte empañada por la masacre ocurrida el pasado domingo en Orlando (Estados Unidos).

Con el lema "Personas Bisexuales, diversas e iguales" se han reclamado los derechos del colectivo LGBT  y se han sumado ciudadanos, entidades sociales, sindicatos, instituciones públicas y partidos políticos en plena campaña electoral.

Representantes de todos los partidos, excepto del PP, han participado en la marcha, en cuya cabeza, detrás de una gran pancarta con un crespón negro en señal de luto por las víctimas de Orlando, han estado durante un tramo el president de la Generalitat, Ximo Puig, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, y el secretario general y candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez.

También se han sumado a la marcha el alcalde de Valencia, Joan Ribó, los cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Valencia, Toni Cantó, y de la coalición "A la valenciana", Joan Baldoví, así como la secretaria de Igualdad del PSOE y consellera de Sanidad, Carmen Montón, entre otros representantes políticos.

Los participantes han exhibido carteles con frases como "Soy persona también trans" o "Cañizares, no hay manto de virgen que cubra el odio integrista, fundamentalista y fascista que predicas", en alusión al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, quien ha cargado contra el "imperio gay" y el feminismo "destructor".

Muchos de los asistentes portaban banderas o globos con los colores del arcoíris, vestían disfraces, adornos y camisetas con la frase "Sent la força" (siente la fuerza) o lucían pelucas, torsos desnudos y tacones imposibles.

Varias batukadas han acompañado el desfile, en el que ha participado una quincena de vehículos de partidos políticos, entidades sociales o sindicatos, y también un autobús de la Policía Local de Valencia con el lema "ante el odio, denuncia".

La marea arcoíris ha concluido en la Plaza del Ayuntamiento, donde se ha recordado a los 49 muertos y 53 heridos en el tiroteo de la discoteca gay de Orlando, se ha leído un manifiesto y, por primera vez en la historia de este colectivo, se ha tomado la plaza para celebrar la fiesta oficial del Orgullo.

El manifiesto ha denunciado las "numerosas discriminaciones" a las que se enfrentan las personas bisexuales y ha recordado que prácticamente la mitad de los adolescentes LGTB han sufrido acoso escolar.

"Dado el aumento de las agresiones y de la discriminación a nuestro colectivo, es urgente una ley integral para las personas LGTB que garantice nuestros derechos y nuestra dignidad. Seguiremos luchando porque ninguna persona sufra discriminación, represión o sea asesinada por su orientación sexual o identidad de género", concluye el manifiesto.

Algunas sedes de instituciones públicas de la ciudad, como el Palau de la Generalitat, Les Corts Valencianes, la plaza de Toros o el Ayuntamiento de Valencia han colgado en sus edificios enormes banderas con los colores del arcoíris para sumarse a la celebración.