Condenados cinco miembros de una banda por dos atracos en un local de juegos y una vivienda

  • El Juzgado de lo Penal número 2 de Almería ha condenado a cinco hombres por su distinta participación en dos robos con violencia, uno en un establecimiento de juegos y otro en una casa habitada, en los que acudieron armados con cuchillos y pistolas y para los que cubrieron su rostro con pasamontañas a fin de hacerse con un botín.

Según indica la sentencia, consultada por Europa Press, los dos episodios tuvieron lugar en apenas un mes entre noviembre y diciembre de 2011 y en ambos se contó con la participación de D.M.Q., a quien el juez condena a una pena total de tres años, ocho meses y 15 días por su participación en ambos atracos, el segundo de ellos frustrado por la intervención de las víctimas.

Así, el primero de los atracos tuvo lugar en salón de juegos ubicado en Costacabana, donde el principal acusado se presentó junto con A.C.H. y F.M.G., condenados a un año y medio de prisión; todos con el rostro tapado y portando una pistola, dos cuchillos y una chaira, con los que amenazaron al gerente del local para que abriera la caja fuerte.

Los atracadores también sustrajeron el dinero de la caja registradora y de una máquina tragaperras, al tiempo que se llevaron varios ordenadores portátiles y teléfonos, entre otros enseres, según quedó probado ante la conformidad de las partes. Los desperfectos y el valor de lo sustraído alcanzó los 8.650 euros, cantidad a la que también deberán responder mediante indemnización.

La sentencia también da por probado que un mes después, D.M.Q., esta vez en compañía de S.S.E. y de J.F.V.C., así como de otras dos personas que no pudieron ser identificadas, se apostaron en la puerta de una vivienda del barrio de El Alquián "con el rostro cubierto y con varios cuchillos, así como con un arma".

Así, cuando un hijo del propietario de la casa salía a la calle, los atracadores lo intimidaron y trataron de acceder al interior, con lo que se inició un forcejeo. Ante esto, el dueño de la casa, quien llegó a escuchar un disparo al aire, salió junto con dos hijos más de modo que, entre todos, lograron reducir a dos de los atracadores mientras que el resto huyó.

Pese a ello, los tres hijos del dueño de la vivienda sufrieron lesiones de diversa consideración a raíz del forcejeo, mientras que el padre sufrió un episodio de estrés postraumático que tardó en curar casi tres meses. Según la versión del progenitor, los hombres habían tratado de robarles al creer que en la vivienda disponían de 30.000 euros en efectivo.

Ante estos actos, el juez condena a los S.S.E. y a J.F.V.C. a un año y un mes de prisión. Asimismo, condena al primero de ellos y a D.M.Q. por delitos de lesiones al pago de más de 4.000 euros en indemnizaciones a los hermanos heridos y al pago, entre los tres, de otros 2.588 euros al padre de la familia. Sobre la sentencia cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento