Candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, en Alicante
Candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, en Alicante EUROPA PRESS

El líder de Podemos y candidato de Unidos Podemos a la Moncloa, Pablo Iglesias, ha proclamado este viernes en Alicante que el único voto útil en las elecciones del próximo 26 de junio "para ganar al PP" es el voto a su coalición, tal y como señalan, según ha asegurado, las propias encuestas internas de los 'populares'.

"Lo digo muy claro: El voto útil para ganar al PP las elecciones es Unidos Podemos y en la Comunidad Valenciana es 'A la Valenciana. Les vamos a ganar aquí y en España", ha pronosticado en el mitin que la candidatura de 'Compromís-Podemos-EUPV: A la valenciana' ha celebrado en el Parc lo Morant de Alicante ante unos 6.000 simpatizantes, según los organizadores, y en el que ha compartido escenario con el líder de IU y 'número cinco' por Madrid, Alberto Garzón, y la vicepresidenta valenciana y líder de Compromís, Mónica Oltra, entre otros.

Según Iglesias, el hecho de que los dirigentes y candidatos del PP estén cada día "más nerviosos", es que sus propios "números internos" les dicen que Unidos Podemos les puede ganar las elecciones. "Los nervios en Génova y Moncloa se empiezan a notar porque saben que la alternativa viable para ganar las elecciones y para gobernar está aquí", ha sentenciado.

"García-Margallo ha perdido la cabeza"

El líder de la formación morada ha cargado en concreto contra el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, quien este viernes ha asegurado, sobre la posibilidad de que En Comú Podem gane en Cataluña, que "hay veces que los votantes se equivocan", como ocurrió con Hitler en Alemania, que ganó unas elecciones.

Los nervios en Génova y Moncloa se empiezan a notar, saben que la alternativa para ganar y para gobernar está aquí"Hoy García-Margallo ha perdido la razón, ha perdido la cabeza, los nervios y diría que incluso el sentido del ridículo introduciendo en esta campaña a Hitler", ha denunciado, para achacar este hecho a que el PP "sabe" que le pueden ganar las elecciones.

"El PP representa el pasado, y el pasado puede resistir pero no indefinidamente el paso del futuro, y el futuro se abre paso para que en este país haya por fin un gobierno decente", ha defendido, justo antes de ser interrumpido por los miles de asistentes al grito de 'Vamos a ganar al Partido Popular', que se ha convertido ya en un clásico en esta campaña de Unidos Podemos.

"Claro que les vamos a ganar", ha respondido Iglesias, quien ha añadido que el 26 de junio están en juego "dos modelos", y que se está produciendo ya "una transición hacia el nuevo modelo", con el eje mediterráneo de avanzadilla, que deja atrás el modelo que el PP trató de "experimentar", según Iglesias, en la Comunidad Valenciana y el resto de Comunidades del mediterráneo, "convirtiéndolo en un laboratorio" de la corrupción como forma de gobierno".

Ese es "el modelo que termina", según el candidato a la Moncloa; un modelo que se ha traducido "en desempleo, desigualdad y en niños estudiando en barracones". "Ese modelo de corrupción forma parte del pasado y el futuro se abre camino", ha enfatizado.

Así lo ha asegurado en el que ha sido su cuarto mitin de la campaña y el segundo que ha protagonizado con Garzón, y en el que también han participado miembros de la confluencia valenciana como el cabeza de lista por Valencia, Joan Baldoví, y la número dos y dirigente de Podemos, Àngela Ballester; la número uno por Alicante, Rita Bosaho, o el secretario de Relaciones Internacionales del partido morado, Pablo Bustinduy.

Europa, "entregada a una política exterior desastrosa"

El responsable de Exteriores de Podemos ha aprovechado su intervención para mostrar su repulsa al atentado de Orlando y ha anunciado este viernes que si llegan al gobierno, liderarán "un esfuerzo" para crear una convención internacional de defensa de los derechos LGBTI "para que nunca más en ninguna parte nadie sea víctima" de la homofobia.

"Nunca más", ha proclamado, en una intervención en la que también ha cargado duramente contra la Unión Europea, "sumergida en la violencia y la deshumanización", tras el asesinato de la diputada laborista británica. "Hoy en día no reconocemos esta Europa entregada a una política exterior desastrosa", ha denunciado, también en referencia a la política de refugiados.