Obama: "Los que defienden el acceso a armas de asalto deberían hablar con las familias"

El presidente estadounidense pronuncia un discurso sobre la matanza de Orlando y en respuesta a Donald Trump.
El presidente estadounidense pronuncia un discurso sobre la matanza de Orlando y en respuesta a Donald Trump.
Jim Lo Scalzo / EFE
Emotiva visita la de Barack Obama y su vicepresidente a la discoteca de Orlando en la que 49 personas murieron abatidas en la madrugada del domingo. Allí, el mandatario estadounidense ha vuelto a poner sobre la mesa, el debate sobre las armas. Obama confía en que el Senado tome cartas en el asunto y endurezca las leyes. Él y Joseph Biden, han depositado flores por las víctimas mortales.

El presidente de EEUU, Barack Obama, dijo este jueves que el debate sobre las armas en su país "tiene que cambiar", e instó al Congreso a "hacer lo correcto" y aprobar medidas para evitar que los terroristas puedan comprar legalmente en el país "armas extraordinariamente peligrosas".

"Una vez más he abrazado a familias de luto y me han preguntado por qué esto sigue ocurriendo. Y nos pidieron hacer más para acabar con las masacres. No les importan los aspectos políticos, y a mí tampoco. Este debate (sobre las armas) tiene que cambiar", aseguró el mandatario en declaraciones a la prensa en Orlando.

"Nuestra política ha conspirado para hacer que sea lo más fácil posible para un terrorista o una persona desquiciada comprar armas extraordinariamente poderosas, y que puedan hacerlo legalmente", dijo Obama tras reunirse con familiares de las víctimas del tiroteo del domingo, donde murieron 50 personas, incluido el atacante.

El presidente opinó que el debate sobre las armas en el país no puede quedarse en los "viejos puntos muertos políticos", no cuando en las últimas grandes masacres del país "los instrumentos de muerte eran tan similares": una "poderosa arma de asalto".

"La noción de que la respuesta a esta tragedia sería asegurarnos de que más gente en una discoteca está armada de forma similar al asesino es algo que desafía el sentido común. Los que defienden la fácil accesibilidad de armas de asalto deberían reunirse con estas familias y explicar por qué eso tiene sentido", agregó.

La mayor frustración de su presidencia

Obama valoró además que los líderes republicanos del Senado se hayan comprometido a celebrar una votación sobre dos propuestas demócratas centradas en endurecer el control de armas, algo que anunció esta madrugada el senador demócrata Chris Murphy después de una maniobra de filibusterismo de casi 15 horas de discurso.

"Me alegra escuchar que el Senado mantendrá votos para prevenir que los individuos con posibles lazos terroristas puedan comprar armas, incluidas armas de asalto", sostuvo Obama.

"Verdaderamente espero que los senadores estén a la altura del momento y hagan lo correcto. Espero que los senadores que votaron 'no' a los controles de seguridad (a compradores de armas) después de Newtown cambien de idea", sostuvo.

El tiroteo en una escuela de Newtown (Connecticut), donde murieron 20 niños en 2012, espoleó esfuerzos para un mayor control de armas en el Senado, pero esas medidas fracasaron, algo que Obama ha calificado como la mayor frustración de su presidencia.

El mandatario confió también en que "la Cámara de Representantes haga lo correcto y ayude a acabar con la plaga de violencia que estas armas de guerra infligen en tantas vidas".

"Si no actuamos, seguiremos viendo más masacres como estas, porque estaremos eligiendo permitir que ocurran. Habremos dicho que no nos importan lo suficiente como para hacer algo al respecto", advirtió Obama.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento