Napster
Logotipo de Napster mostrado en una conferencia. Halans

Tras años luchando contra Spotify por el negocio de la música en streaming, el servicio Rhapsody ha optado por cambiar su nombre por otro más comercial y con mayor peso en el sector de la música digital, Napster, compañía que adquirió en octubre de 2011.

Al parecer, Rhapsody no tiene intención de reinventarse ya que tanto el espíritu como las características del servicio seguirán siendo las mismas. Lo único que cambiará será el nombre por una cuestión de gancho comercial.

La interfaz, el catálogo y los precios (9,99 dólares al mes) seguirán exactamente igual.

En los últimos años, el mercado de la música digital no ha parado de recibir nuevos competidores que intentan hacerse con un trozo del pastel. Hace un año, la compañía de la manzana lanzó Apple Music, que se unió a la dura pugna que ya libraban Deezer, Google Play Music o Tidal, entre muchas otras empresas.