PABLO IGLESIAS
Pablo Iglesias en el debate. RTVE

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha mostrado este lunes dispuesto a buscar una solución sobre el referéndum de Cataluña al asegurar que en una negociación para un acuerdo de gobierno "nunca tiene que haber líneas rojas".

Con nosotros gobernando, la mayor parte de los catalanes se querría quedar en España.

Iglesias ha hecho esta propuesta durante su intervención en el debate a cuatro organizado por la Academia de Televisión en el apartado referido a Cataluña, que ha ocupado un segundo plano en el conjunto de la discusión.

"En una negociación de gobierno nunca hay líneas rojas. Tenemos una propuesta clara, pero estamos dispuestos a escuchar otras mejores", ha sostenido el candidato de Unidos Podemos.

A juicio de Iglesias, el diálogo sobre la consulta "es perfectamente compatible con que haya una solución democrática y sensata" al problema de Cataluña.
Tras recordar que la idea del referéndum está inspirada en una propuesta del PSC, Iglesias ha hecho hincapié en que la voluntad de su partido es tender la mano al PSOE y a todos los partidos catalanes para "buscar una solución nueva".

A su juicio, "lo que han hecho los partidos del inmovilismo es convertir esas políticas en una fábrica de independentismo".

"Con nosotros gobernando, la mayor parte de los catalanes se querría quedar en España. Como siga cuatro años más Rajoy, a lo mejor se quiere ir hasta Valladolid", ha comentado Iglesias con tono irónico.

Ha insistido en que Podemos "no quiere que Cataluña se vaya de España", sino que "siga unida, reconociendo y buscando encajes constitucionales a su diversidad".
Ante la oferta de Iglesias, el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, ha advertido de que el "rupturismo" que propone Podemos con su referéndum "inconstitucional" no es la vía para solucionar el problema de Cataluña.