Fernández Díaz en un escrache de la PAH
Fernández Díaz es objeto de un escrache por parte de 30 activistas de la PAH. EUROPA PRESS

Unos 30 miembros de la PAH han protestado este lunes ante el edificio de Barcelona donde estaban la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal; el ministro y cabeza de lista en Catalunya, Jorge Fernández Díaz, y la número 3 por Barcelona, Alicia Sánchez-Camacho, que veían por televisión el partido España-República Checa junto a aficionados.

El portavoz de la PAH, Carlos Macías, ha dicho a los periodistas que el PP "ha demostrado que gobierna para la banca" y  ha criticado su recurso ante el TC contra parte de la Ley de la pobreza energética. Además, le ha reprochado que no secunden sus propuestas para garantizar el derecho a la vivienda, conocidas como 'Las 5 de la PAH'.

Cospedal, al ser preguntada por los gritos que se oían fuera del edificio, ha declarado: "Podrían irse al Palacio de la Generalitat, porque esto es la Casa de Cuenca y estamos viendo un partido", y ha lamentado que las protestas se hagan ante actos del PP y no de quienes gobiernan en Barcelona y Catalunya.

Fernández Díaz ha lanzado un beso a los manifestantes de manera irónicaEntre gritos, consignas y bocinas, los activistas han esperado a la salida de los tres políticos, persiguiendo primero a Cospedal y a Camacho gritando: "El próximo desahucio que sea en la Moncloa". Fernández ha sido el último en salir y, antes de subir al coche oficial, ha lanzado irónicamente un beso, en respuesta a una activista que lo ha tachado de "cínico".

Carlos Macías ha explicado que las protestas, que durante esta campaña han hecho en Murcia y en Barcelona, irán "allá donde vayan" los integrantes del partido. También ha dicho que este martes se reunirán con Podemos y C's en Madrid para que los partidos firmen el compromiso de cumplir —si gobiernan— las cinco medidas que pide la plataforma, y ha destacado que están pendientes de que el PSOE diga si se sumará