El Monasterio de San Estevo
La edificación de la orden benedictina data del siglo VI o VII. PATRICIA TORRES

Situado en un marco incomparable en lo que se refiere al paisaje, el Monasterio de San Estevo de Ribas de Sil, de la orden religiosa de los benecditinos, es unos de los edificios más importantes y conocidos de la provincia.

Pertenece al municipio de Nogueira de Ramuín, en plana Ribeira Sacra y está a tan solo 20 kilómetros de la capital ourensana.

Aunque aparece documentado como del siglo X, su origen parece remitirse a los siglos VI y VII, por lo que es de estilo románico. En reconocimiento a su gran valor arquitectónico, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1923.

Durante el siglo, XII sufrió numerosas transformaciones, además de ir incorporando a lo largo de los años, otros estilos.

Aunque aparece documentado como del siglo X, su origen parece remitirse a los siglos VI y VII.

Lo más destacable es la iglesia de base románica, pero con elementos del gótico, es de planta basilical de tres naves cubiertes con bóvedas de crucería y tres ábsides semicirculares.

También llaman la atención los arcos de medio punto, los capiteles de decoración vegetal, el retablo de piedras y por supuesto sus bóvedas.

El Monasterio con fachada barroca del siglo XVIII tiene tres claustros; el más antiguo el de los obispos, el segundo es el de la Portería y el tercero es de finales del siglo XVI.

Paz, descanso y tranquilidad

Con tales características no es de extrañar que el Monasterio de San Estevo haya sido adaptado como Parador de Turismo e inaugurado en el año 2004, y funcionando desde siempre en estos tres años a pleno rendimiento.

Es que la paz y tranquilad que se respira, sumado al paisaje de bosque caducifolio y la cercanía de los cañones del Sil, ayudan a que este paraje sea elegido como lugar de descanso para muchos.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE OURENSE .