Omar Mateen
Imagen de Omar Mateen, el principal sospechoso de la matanza de Orlando. TWITTER

El padre de Omar Mateen, identificado como el responsable de la matanza en un club gay que tuvo lugar en la madrugada del domingo en Orlando (Florida), ha pedido perdón por los actos de su hijo, que achacó a motivos homófobos, y que han costado decenas de muertes y heridos, en lo que se trataría de la mayor matanza por arma de fuego de la historia de Estados Unidos.

"Pedimos perdón por todo esto. No teníamos ni idea de lo que iba a hacer. Estamos tan conmocionados como el resto del país. Aquí no ha habido motivos religiosos", comentó en declaraciones a la cadena estadounidense NBC. El padre de Mateen indicó que su hijo había manifestado hace dos meses su enfado tras ver a dos hombres besándose en el centro de Miami y opinó que ese podría haber sido el motivo que le llevó a efectuar la matanza.

Mateen, estadounidense de ascendencia afgana y de 29 años de edad, estaba casado y tenía un hijo de tres años, según confirmó su padre. El joven, de acuerdo con las autoridades, mantenía conexiones con "elementos radicales islámicos" pero carecía de antecedentes delictivos.