Humanitarios de San Martín, Premio Pueblo Ejemplar por su "espíritu solidario"

  • Se lo han concedido por "su capacidad y determinación en el mantenimiento del espíritu de activa solidaridad".
  • También resaltaron los valores de la candidatura de Torazo.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE OVIEDO.

La candidatura conjunta formada por la Sociedad Humanitarios de San Martín y la localidad de Moreda, en el municipio de Aller, ha ganado hoy el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias que concede la Fundación Príncipe por "su capacidad y determinación en el mantenimiento del espíritu de activa solidaridad".

El Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias está destinado a galardonar "al pueblo, aldea, núcleo de población o grupo humano que haya destacado de modo notable en la defensa y conservación de su entorno natural o ecológico, de su patrimonio histórico cultural o artístico o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad extraordinaria".

Entusiasmo colectivo

El acta del jurado, que fue leída por su presidente, el empresario Francisco Rodríguez, destaca que se ha acordado conceder el Premio al Pueblo Ejemplar de Asturias 2007 a la Sociedad Humanitarios de San Martín y Pueblo de Moreda "por su capacidad y determinación en el mantenimiento del espíritu de activa solidaridad al que históricamente hace honor su nombre y que tan eficazmente ha encarnado a través del tiempo y de difíciles vicisitudes".

"Las sucesivas generaciones han sabido asumir con fidelidad sus principios"

Además, indica que "las sucesivas generaciones han sabido asumir con fidelidad sus principios y renovado entusiasmo colectivo, custodiando y enriqueciendo el legado cultural que hoy se reconoce y premia por mayoría".

El jurado acordó también resaltar "los merecimientos y valores" de la candidatura finalista de Torazo.

La Sociedad Humanitarios de San Martín nació a principios del pasado siglo, en 1905 en Moreda, con la intención de poner fin a los desencuentros entre los ganaderos del concejo de Aller y de Lena por el uso y aprovechamiento de los pastos en las zonas limítrofes.

Otro de sus objetivos era ayudar a los vecinos de la parroquia que en algún momento tuvieran cualquier tipo de necesidad.

La Sociedad tomó el nombre del patrono de la parroquia y se reunía cada 11 de noviembre para celebrar la fiesta, que consistía en misa cantada a la gaita y una comida de hermandad para los socios, en un principio únicamente varones.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE OVIEDO

Mostrar comentarios

Códigos Descuento