El español Cecilio Madero, alto funcionario de la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea, ha jugado un papel decisivo en la histórica sanción contra Microsoft confirmada hoy por la justicia comunitaria.

Nacido en Madrid en 1956 y doctorado en Derecho por la Universidad Complutense madrileña, Madero se incorporó al departamento antimonopolio del Ejecutivo comunitario en 1987 después de trabajar cinco años en el Banco de Bilbao (actual BBVA).

Su energía ilimitada convirtió este proceso en la mayor investigación antimonopolio de la historia europea

 

En 2000, siendo jefe de la unidad sobre Tecnología de la Información de este departamento, se hace responsable del expediente abierto a la empresa de Bill Gates a raíz de una denuncia de la empresa informática estadounidense Sun Microsystem.

"Su energía ilimitada ayudó a convertir un examen de rutina sobre las prácticas de Microsoft en lo que ha acabado siendo la mayor investigación antimonopolio de la historia europea", relata en su última edición "European Voice", un semanario especializado en la actualidad comunitaria.

La labor de Madero fue ganando trascendencia a medida que el expediente ponía en tela de juicio la estrategia comercial de la empresa de Bill Gates.

Bruselas comenzaba a considerar que, al incorporar nuevas prestaciones de serie al casi universal Windows, como el reproductor Media Player o el navegador Explorer, Microsoft ahogaba las posibilidades comerciales de otros productos alternativos.

"Ayudado por un pequeño equipo de jóvenes talentosos, Madero afrontó año tras año la presión del grupo informático, hasta que él y sus jefes sintieron que habían reunido una argumentación irrebatible", explicaba el domingo el diario británico "The Financial Times".

Un pequeño distanciamiento del caso

La decisión final de sancionar las prácticas de Microsoft, en vez de seguir buscando una solución negociada, fue adoptada en marzo de 2004.

La responsabilidad política hay que atribuirla al entonces comisario europea de Competencia, Mario Monti, pero no habría sido posible sin el trabajo del equipo de Madero, según "The Financial Times".

Madero ha seguido involucrado en el informe durante el proceso en el Tribunal de Primera Instancia de la UE motivado por el recurso de Microsoft, aunque debió distanciarse algo del mismo al ser ascendido en 2006 al cargo de director de servicios financieros, siempre en la Dirección General de Competencia.

Recientemente, el español ha sido nombrado director de la unidad de Información, Medios y Comunicación del mismo departamento.

  • MÁS NOTICIAS DE TECNOLOGÍA