La M-30 ya reformada absorbe diariamente un 4 por ciento más de vehículos que en 2004, antes de las obras, mientras que la almendra central ha perdido más de un 6 por ciento de coches y la velocidad media de circulación en la ciudad ha subido por encima del 4 por ciento, de 23,48 a 24,53 kilómetros por hora.

Un expresivo trasvase de tráfico desde el centro de la ciudad hacia el gran anillo distribuidor de la M-30

Estos datos fueron hechos públicos hoy por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que, en el acto de presentación del primer aparcamiento municipal para bicicletas, en la cuesta de Moyano, aseguró que estos "porcentajes sin precedentes" muestran "un expresivo trasvase de tráfico desde el centro de la ciudad hacia el gran anillo distribuidor que es la M-30", que "ha ocasionado una mejora de la movilidad global".

"Especialmente llamativo" le parece el 8 por ciento más de tráfico que registra como media diaria en el arco Oeste, -entre el Puente del Rey y el nudo de la Zarzuela-, donde se ha pasado de 160.000 a 173.884 vehículos al día, y el 4 por ciento más en el tramo Norte, entre los nudos de la Zarzuela y Manoteras.

La M-30 absorbe el tráfico

Más modestos son los incrementos experimentados en el arco Este de la M-30, desde el nudo de Manoteras al nudo Sur, del 2 por ciento, y en el arco Sur, desde el nudo Sur al Puente del Rey, del 1 por ciento. Ahora, la M-30 este registra a diario 292.630 vehículos, el arco sur 194.820 -70.396 de ellos por el by-pass-, el tramo oeste -el soterrado junto al río Manzanares- 173.884 y el arco norte 76.572.

En la M-30 se alcanzan 64,2 kilómetros por hora y en el resto de la ciudad, 25,49 km/h

Paralelamente, según el Ayuntamiento, el tráfico en la almendra central ha experimentado un "notable" descenso del 6,36 por ciento, que en el distrito Centro ha sido del 11 por ciento.

Otro dato destacado por Ruiz-Gallardón es que la velocidad media de circulación registrada en Madrid se ha incrementado respecto a 2005 y 2006 en más de un 4 por ciento, de 23,48 pasa a 24,53 kilómetros a la hora, "lo que supone un punto de inflexión al compararla con las mediciones registradas a finales de los años 90 y principios de 2000".

En la M-30 se alcanzan los 64,2 kilómetros por hora y en el resto de la ciudad se circula a una media de 25,49, en ambos casos prácticamente igual que en 2004, y en la M-40 se llega a un promedio de 61,13 por ciento, un 7,3 por ciento más rápido que en 2004.