Salen a subasta calcetines, corbatas, radiografías y otros objetos que pertenecieron a Hitler

  • Fueron reunidos por un médico estadounidense durante los juicios de Núremberg.
  • La casa de subastas rechazará a posibles compradores que sean nazis o neonazis.
  • También hay pertenencias de Göring,
Corbatas y calcetines de Hitler, a subasta en una casa de Múnich.
Corbatas y calcetines de Hitler, a subasta en una casa de Múnich.
ARCHIVO

Una casa de subastas de Múnich sacará a la venta la próxima semana una colección de objetos atribuidos al dictador alemán Adolf Hitler y su lugarteniente Hermann Göring y que fueron reunidos por el médico estadounidense John K. Lattimer. Entre ellos hay calcetines, corbatas, radiografías, informes médicos y otras pertenencias del dictador.

En su página web la casa de subastas Hermann Historica explica que la colección incluye desde radiografías de Hitler, al recipiente de bronce que contenía el vial de cianuro con el que Göring se suicidó horas antes de su ejecución prevista en Núremberg el 15 de octubre de 1945.

Lattimer, fallecido en 2007, fue médico militar en las tropas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial y se ocupó de atender a los acusados nazis durante los juicios celebrados en Alemania al finalizar la contienda (de los que los de Nuremberg son los más conocidos), época de la que proviene la mayor parte de su colección.

En ella hay, por ejemplo, informes médicos de Hitler tras el atentado que sufrió el 20 de julio de 1944 y documentos con los datos recopilados por sus doctores y que fueron minuciosamente recogidos por los servicios de inteligencia militar de Estados Unidos.

No a neonazis

Destaca también la casa de subastas por su "importancia histórica" unos pantalones del dictador, largos y negros, con los bolsillos reforzados con cuero para llevar pistola de forma disimulada, o trozos de las sogas que se utilizaron el 15 de octubre de 1946 para ejecutar a los principales criminales de guerra nazis en Núremberg.

La colección incluye asimismo transcripciones de las escuchas telefónicas secretas de las conversaciones entre los presos, un álbum de fotos de grandes diversiones y más de 330 instantáneas de documentos secretos que pertenecieron a Robert Kempner, adjunto al fiscal jefe durante los juicios de Núremberg, el estadounidense Robert Jackson.

"La colección ofrece a museos y coleccionistas la posibilidad de adquirir piezas de gran interés para documentar la historia del nacionalsocialismo y la Segunda Guerra Mundial", asegura Hermann Historica, que solo permite a sus clientes acceder al catálogo de la subasta organizada para el próximo 18 de junio.

Hermann dirige su venta especialmente a museos y centros de estudio de la Segunda Guerra Mundial, y ha advertido que rechazará a todo posible comprador nazi o neonazi.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento