Inauguran el Peine del Viento 30 años después de su creación

  • Decenas de personas y autoridades se reunieron en el Peine del Viento.
  • Hace 30 años "pasó sin pena ni gloria".
  • CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN
Odón Elorza, junto a la viuda y el hijo del escultor Eduardo Chillida, en la inauguración oficial del "Peine del Viento".
Odón Elorza, junto a la viuda y el hijo del escultor Eduardo Chillida, en la inauguración oficial del "Peine del Viento".
Juan Herrero/EFE

El Peine del Viento fue inaugurado el domingo oficialmente, 30 años después de su creación, por representantes del Gobierno vasco , la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento, en un acto en el que se homenajeó a los autores de la obra, el escultor Eduardo Chillida , el arquitecto Luis Peña Ganchegui y el ingeniero José María Elosegui.

A la inauguración asistieron, junto a decenas de ciudadanos, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, el alcalde donostiarra, Odón Elorza, y representantes de los diferentes grupos municipales, además de la viuda de Chillida, Pilar Belzunce, sus hijos y nietos, y el propio José María Elosegui.

Tras la intervención del grupo de cuerda Izadi, y el aurresku de honor bailado por Jon Maia, Odón Elorza realizó el corte de cinta que dio por inaugurado este espacio, cuya finalización hace 30 años, tal y como recordó el alcalde, "pasó sin pena ni gloria, desapercibido", en un momento en el que "mucha gente, autoridades incluidas, le dieron la espalda".

Elorza destacó que es una obra de "vanguardia, avanzada en su época", y consideró que era "de justicia" inaugurar este espacio del que hoy "nadie discute su acierto y belleza". El alcalde describió el Peine del Viento como un lugar para "la convivencia, el disfrute, para el amor, la ternura la libertad y la despedida".

Es un lugar para la convivencia, el disfrute, para el amor, la ternura la libertad y la despedida

Por su parte, Markel Olano, subrayó que es un lugar en el que "hay magia" y también consideró que era necesario "reponer" un "descuido histórico". No obstante, defendió que el "mejor homenaje y reconocimiento" es que los ciudadanos "se han apoderado de la obra, la han hecho suya y la han incorporado a su imaginario de la ciudad, hasta convertirla en uno de los rostros más identificables de Donostia, Gipuzkoa y el País Vasco en todo mundo".

La viuda de Chillida recordó que su marido era "un hombre que amaba a su patria muchísimo, a San Sebastián", y explicó que, cuando realizó esta obra, no se le dio "ninguna importancia", pero su marido pensaba que "ya se la darían, y así ha sido".

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN

Mostrar comentarios

Códigos Descuento