La economía colaborativa revoluciona el alojamiento vacacional: regular o desregular

La economía colaborativa revoluciona el alojamiento vacacional: regular o desregular

La app de Airbnb
Dos personas utilizando la 'app' de Airbnb. (AIRBNB)
Ampliar
  • Los hoteles tendrán que aprender a convivir con la economía colaborativa.
  • Ryanair va a lanzar un nuevo servicio de alojamiento económico.
  • Los viajeros de negocios de Airbnb se triplican y son el 10% de sus reservas.
  • La CNMC recomienda más libertad de acceso al mercado viviendas turísticas.
  • La Comisión Europea propone que su prohibición sea sólo el último recurso.

La economía colaborativa ha llegado para quedarse. Es, claro, un enorme dolor de cabeza para los que ya estaban, pero no parece que eso vaya a impedir su crecimiento. Es el caso del turismo. El alojamiento vacacional está transformando el modo en que turistas y viajeros se alojan. No es que los hoteles vayan a desaparecer, pero parece claro que tendrán que aprender a convivir con los nuevos alojamientos, se llamen Airbnb o no, sean o sólo parezcan economía colaborativa.

Los alojamientos de turismo colaborativo representaron en 2014 un 25% de la oferta total en España. Según un informe de la escuela de turismo Ostelea, fueron 7,4 millones de viajeros internacionales (un 11,4% del total de turistas) los que se hospedaron mediante este sistema en el territorio nacional.

Pese a las continuas quejas del sector hotelero, el negocio de los alojamientos privados que se anuncian en webs para particulares no deja de crecer. 50 millones de personas viajaron a través de Airbnb a 1,5 millones de alojamientos de todo el mundo (dato de octubre de 2015). Así que si de quitarle un trozo del pastel a los operadores clásicos se trata, son muchos los que se apuntan.

Iberostar: las plataformas de alojamiento son “dañinas" para el sector turísticoEl último Ryanair, que ha anunciado el lanzamiento de un nuevo servicio de alojamiento económico, 'Ryanair Rooms', que ofrecerá a sus 116 millones de clientes una gama de hoteles, hostales, B&B y casas de vacaciones. El director de marketing de la compañía, Kenny Jacobs, asegura que la aerolínea quiere transformar la reserva de alojamientos, ofreciendo los precios más bajos posibles, como hacen ya con los vuelos de la compañía.

Y porque llega más competencia, en Airbnb intentan mejorar la fórmula. La plataforma online de alojamiento ha anunciado que permitirá que un asistente o agente de viaje pueda reservar una habitación para otros trabajadores de la empresa en la división Airbnb for Business. Con esta herramienta, una tercera podrá gestionar todos los trámites de la reserva, incluido el del contacto con el anfitrión. Actualmente, un total de 50.000 empresas han usado Airbnb for Business y los viajeros de negocios de la plataforma se han triplicado este año hasta representar el 10% de la reservas.

¿Adaptarse o morir?

Los hoteleros siguen intentando defender su nicho de mercado. A modo de ejemplo, el consejero delegado de Iberostar en España, Oriente Medio y África, Aurelio Vázquez, ha acusado a diversas plataformas de alojamiento vía web de ser "dañinas" para el sector turístico y se ha mostrado a favor, incluso, de prohibirlas. Pero las cosas, al menos en España, no parecen ir por ahí.

En marzo pasado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) recomendó una mayor libertad de acceso al mercado viviendas de uso turístico tras la llegada de servicios como Airbnb, eliminando cualquier tipo de moratoria en la autorización de nuevas viviendas turísticas, suprimiendo su inscripción y eliminando requisitos de estancias. En concreto, aconseja suprimir la inscripción de las viviendas turísticas en un registro y la publicación del número de registro como obligaciones para llevar a cabo la actividad y eliminar cualquier tipo de requisito de estancia mínima o máxima en viviendas turísticas.

Prohibir algo es despertar el deseo, dice SarasolaEl asunto está llegando ya a los juzgados. En ese sentido sorprende el contraste entre dos sentencia muy recientes, de un tribunal español y otro alemán. En España, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado el Decreto de la Comunidad de Madrid que disponía que las viviendas de uso turístico no podrían contratarse por un periodo inferior a cinco días, obligando así a estancias superiores. En cambio, en Alemania, un tribunal de Berlín ha mantenido la regulación municipal que ilegaliza los alquileres de apartamentos para estancias cortas, en un fallo contra el negocio de empresas como Airbnb.

La Comisión Europea pidió la semana pasada a los Estados miembro que sólo prohibiesen los servicios de "economía colaborativa" como último recurso, después de que se haya extendido también la polémica en torno a la legalidad del servicio de conductores Uber.

Así las cosas tal vez lo inteligente sea no apoyar los dos pies en la misma piedra. Es el caso del hotelero y fundador de la plataforma de apartamentos BeMate, Kike Sarasola. Considera que "prohibir algo es despertar el deseo" y que desde la compañía buscar "estar a la cabeza y no a la cola del sector”. Por eso piden tanto "la desregulación del sector hotelero, en algunos aspectos, como la regularización, con cabeza, del sector vacacional". Y en esa línea, BeMate, que ofrece apartamentos turísticos con servicios de hotel, ha firmado un acuerdo de colaboración con la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) para facilitar la comercialización de sus apartamentos por parte de las agencias asociadas a esta asociación.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/noticia/2769158/0/economia-colaborativa-alojamiento-vacacional-cambio-regular-o-desregular/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios