¿Es necesario vacunarse para viajar al extranjero?

  • Brasil está alerta ante el virus del Zika.
  • El resto de América está pendiente del chinkungunya y África, de la malaria.
  • Arabia Saudí exige a los peregrinos que van a La Meca que se vacunen de la enfermedad meningocócica, el poliovirus y la gripe.
Imagen de archivo de la preparación de una vacuna.
Imagen de archivo de la preparación de una vacuna.
GTRES

Se acerca el verano y con él las vacaciones en el extranjero con las que llevamos soñando durante meses. Para evitar que una enfermedad estropee estos días, es importante saber qué tipo de enfermedades puede haber en la zona y cómo prevenirlas, sobre todo aquellas para las que no hay vacuna. Así, el viajero podrá prevenir el contagio y disfrutar sin preocupaciones.

¿Cómo prevengo el contagio?

Hay muchas enfermedades que se pueden contraer de distinta forma. En rasgos generales, hay que tener cuidado con tres formas de contagio: mosquitos y animales; alimentos y agua y personas infectadas.

Para prevenir la picadura de mosquitos, que transmiten enfermedades como el zika, el chinkungunya o el dengue. Suelen encontrarse en zonas tropicales de todo el mundo. La mejor forma de protegerse es mediante el uso de repelentes para mosquitos y utilizando ropa larga e impregnada con permetrina. En el caso de los animales, se aconseja mantenerse alejados de estos.

El agua y los alimentos podrían estar contaminados, por lo que se aconseja seguir las medidas básicas de higiene al cocinar y solo beber agua embotellada. De esta forma se evitan enfermedades como la hepatitis A, la fiebre tifoidea, el cólera o la diarrea del viajero.

¿Dónde vacunarse?

En alguno de los 100 Centros de Vacunación Internacional (CVI) donde el viajero recibe asesoramiento personalizado según la zona a la que viaje y su estado de salud. También allí le dirán las fechas en las que se producirán las vacunas y cuáles debe ponerse. Además, lo mejor es tener al día la cartilla de vacunación, en caso contrario habrá que ponerla al día antes de partir.

Dependiendo de la época del año, puede que estos los centros estén saturados. Pero hay dos opciones: presentarse en el CVI y esperar a que te atiendan en el día o acudir al centro de salud, puesto que la mayoría tienen casi todas las vacunas necesarias a mano.

Algunas enfermedades como el zika o el chinkungunya no tienen vacuna, por lo que hay que tener mucho cuidado para no contraerlas. Lo más adecuado es que el viajero se informe de las enfermedades que puede contraer en la zona y cómo se contraen. Así, también sabrá cómo prevenir el contagio. Toda esta información la puede encontrar pidiendo cita en los Centros de Vacunación Internacional.

¿Cuándo vacunarse?

Es importante acudir con tiempo al Centro de Vacunación Internacional puesto que algunas vacunas necesitan al menos un mes desde la última dosis antes de exponerse al virus para ser efectivas. Teniendo en cuenta que a veces son necesarias varias vacunas, el viajero debería de acudir mínimo tres meses antes de partir.

Brasil

Ante la llegada de los Juegos Olímpicos y la controversia con el virus del Zika, que azota el país; el Ministerio de Sanidad alerta a los viajeros sobre las enfermedades que se pueden contraer durante la estancia. La alerta no es solo por el zika, hay otras enfermedades graves por las que el viajero debe de preocuparse antes de coger el avión.

El zika no debería de ser un problema en Brasil puesto que allí es invierno. Sin embargo, en la zona de Manaos puede haber cierto riesgo. Para evitar cualquier tipo de riesgo, lo mejor es llevar medidas de protección individual para evitar picaduras de mosquitos (repelentes para el cuerpo y permetrina para la ropa y el equipo) y hay que tener especial cuidado con las relaciones sexuales, que son una vía de transmisión del virus. En el caso de personas con trastornos inmunitarios, deben consultar con un médico o ir al Centro de Vacunación Internacional, donde se le dará información más personalizada. Para las embarazadas, lo mejor es que posponga sus viajes si no son esenciales.

Una de estas enfermedades es el chinkungunya. No hay vacuna, pero generalmente no causa la muerte. Los pocos casos en los que los pacientes han fallecido, ha sido debido a otros problemas de salud, por lo que las personas con enfermedades crónicas (como la diabetes, el VIH, la hipertensión arterial...) deben acudir al médico de cabecera si notan los síntomas. Se caracteriza por causar fiebre alta, dolor de cabeza, en las articulaciones y en los músculos.

  • Sarampión, Rubéola y Parotiditis: Se recomienda que el viajero se ponga una dosis de recuerdo de las tres enfermedades. Incluidas las mujeres embarazadas. Es importante, sobre todo aquellas personas que no han sido vacunadas con anterioridad.
  • Hepatitis B: Además de vacunarse, se aconseja el contacto sexual seguro y tener cuidado con cualquier tipo de aguja (tatuajes, piercing, acupuntura). El contagio es de una persona a otro por contacto con fluidos corporales que estén infectados.
  • Fiebre tifoidea:
  • Gripe: Sobre todo en el caso de las mujeres embarazadas, ancianos y personas con enfermedades crónicas subyacentes o con alteraciones en su sistema inmunológico. Esto se debe a que es temporada de gripes estacionales en las regiones del sur y sureste.
  • Malaria: Según el itinerario personal, el viajero deberá o no vacunarse. Además, si el especialista lo cree necesario, también valorará la opción de recetar fármacos preventivos.
  • Fiebre amarilla: Al igual que con la Malaria, lo mejor es valorar el itinerario. En este caso, será necesario si el viajero planea asistir a Manaos o visitar las cataratas de Iguazú. Para poder viajar a algunos países, es obligatoria la vacunación. La enfermedad se adquiere por la picadura de un mosquito y los síntomas que
  • Hepatitis A: También se debe valorar si la zona a la que se viaja exige que la persona se vacune.
  • Rabia: La vacuna es recomendada en cualquier caso, pero sobre todo en aquellos en los que se va a permanecer más de un mes en zonas rurales. Además, nunca está de más evitar todo contacto con perros y gatos callejeros.

Otras zonas de América Latina

En muchas zonas, sobre todo en las tropicales, hay que tener cuidado con el virus del Zika, pero no es el único que se puede contraer en la zona. También el Chinkungunya. Es importante vacunarse de hepatitis A y B (desde Paraguay hasta México) y la rabia (para ir a Bolivia, Ecuador o México). Otra enfermedad que azota algunas de los países del norte de América Latina es la malaria (o paludismo), por lo que se recomienda vacunarse según la zona que se vaya a visitar.

  • Cólera: Solo deben vacunarse viajeros con alto riesgo, sanitarios y personal de ayuda humanitaria si viajan a algunas zonas de Centroamérica y Perú. El contagio se hace a través de agua o alimentos contaminados directa o indirectamente por heces o vómitos de otros infectados. Para el resto de viajeros se recomienda acudir al Centro de Vacunación Internacional para que realicen indicaciones personalizadas, pero en principio con seguir medidas básicas de higiene debería ser suficiente. De todas formas, se aconseja a los viajeros que lleven sales de rehidratación oral, por si se produce el contagio.

Centroeuropa y Europa del Este

Generalmente, las enfermedades a las que el viajero se puede enfrentar en Centroeuropa y en Europa del Este, ya está vacunado. Sin embargo, nunca está de más una dosis de recuerdo, como es el caso de la hepatitis A y B.

  • Encefalitis centro-europea: La enfermedad la transmiten las garrapatas durante el verano. Los viajeros que vayan a ir de acampada por la zona de Centroeuropa, deben vacunarse al menos dos meses antes de partir.

Asia

Además vacunarse de hepatitis A y B, la rabia (Bangladesh, China, Infia, Filipinas y Tailandia), la malaria y la fiebre tifoidea, es necesario tener en cuenta la encefalitis japonesa, sobre todo si se pretende pasar una larga estancia en el país o visitar ciertas zonas.

  • Encefalitis japonesa: Se puede contraer en algunos países asiáticos y, ocasionalmente, en Australia. Las zonas más peligrosas son los arrozales y las explotaciones agrícolas. Los meses en los que hay que tener más cuidado y, por tanto, es mejor vacunarse, es desde junio hasta septiembre. Sin embargo, la inmunización está recomendada, sobre todo, para largas estancias. Aunque lo mejor es, siempre, consultar con el Centro de Vacunación Internacional.

África

En este continente se encuentran varias enfermedades importantes, según la zona. El viajero podría infectarse con la rabia (Etiopía), la malaria (Centroáfrica), la fiebre tifoidea (zonas tropicales), la fiebre amarilla o la hepatitis B.

  • Enfermedad meningocócica: Para viajar al África Subsahariano en época seca (de enero a junio), está especialmente recomendada la inmunización. Esta enfermedad puede ser mortal y el contagio es de una persona a otra. Los síntomas son dolores de cabeza intensos y repentinos, fiebre, náuseas, vómitos, fotofobia y rigidez en la nuca.

Oriente medio y oriente próximo

Hepatitis A y B, cólera y la fiebre tifoidea. En el caso de Arabia Saudí, es obligatorio vacunarse de la enfermedad meningocócica, el poliovirus y la gripe, sobre todo para poder visitar La Meca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento