¿Quieres un piercing?

  • Si has decidido adornar tu cuerpo, hazlo con sensatez.
  • Antes de lanzarte, conoce las normas de higiene y elige la forma y tipo de perforación que más te conviene.
El cantante asturiano Melendi ha optado por ponerse un piercing en la ceja y otro en el labio.
El cantante asturiano Melendi ha optado por ponerse un piercing en la ceja y otro en el labio.

Están de moda, marcan personalidad y pueden ser muy decorativos, pero también entrañan riesgos. Hacerse un piercing es una decisión importante y conviene tener la máxima información.

Datos básicos

Zona: Los lugares más solicitados son el ombligo, la parte externa de las orejas, las cejas, la nariz y los labios, aunque pueden hacerse también en la lengua, en los pezones y en los genitales. Los que tienen forma de bolas o aros son los más comunes.

Materiales: El más utilizado es el acero quirúrgico, que no se oxida. El titanio y el niobio no producen alergias, pero oscurecen con el sudor. El oro y la plata son peligrosos, pues provocan muchas alergias. Muchas personas no toleran los piercings de plástico, por lo que el acero es la mejor opción. Deben hacerse con agujas, porque las pistolas no pueden desinfectarse adecuadamente. Asegúrate de que todo el instrumental ha sido debidamente esterilizado en un autoclave o esterilizador, pues hervirlo no es suficiente. Los instrumentos de perforación deben venir en bolsas estériles selladas.

Modo: Es recomendable hacerlos sin anestesia. El dolor que produce un piercing dura sólo décimas de segundo, mientras que los pinchazos de la anestesia resultan mucho más dolorosos. Tampoco se recomiendan los sprays de frío: endurecen la piel y le hacen perder elasticidad, por lo que la herida acaba siendo menos uniforme.

Dónde hacerlo: Debes escoger un lugar que te inspire confianza. Si algún amigo te recomienda un sitio, asegúrate de que te lo hace la misma persona que a él. Acércate por allí y asegúrate de que respetan las normas higiénicas para evitar infecciones. Rehuye a los piercer que trabajen en sitios no especializados, a domicilio y a los ambulantes, ya que no ofrecen garantías higiénicas. Insiste en que te den indicaciones para la cura, pues se trata de una herida.

Algunos consejos

Conviene poner un accesorio grande y, cuando la herida cicatrice, colocar uno definitivo de tamaño más pequeño, para que no quede atrapado con la inflamación que se produce. Es recomendable que los piercings se puedan quitar a voluntad y con facilidad. Hay que ser especialmente cuidadosos con la higiene en esa zona para prevenir infecciones. Puedes ser alérgico al material utilizado y, aunque el riesgo es muy bajo, se han dado casos de contagio de diversos virus (hepatitis B y C, y sida).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento