DEBATE DE MUJERES
Margarita Robles, Carolina Bescansa, Inés Arrimadas y Andrea Levy en el debate a cuatro de Antena 3. EFE

Antena 3 ha emitido este jueves por la noche Primero las mujeres, un debate electoral de cara a las próximas elecciones del 26 de junio, en el que han participado cuatro dirigentes de los partidos políticos con mayor representación parlamentaria: Partido Popular, Partido Socialista, Podemos y Ciudadanos

Las participantes han sido la vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy; la número dos en la lista del PSOE por Madrid para las elecciones generales, Margarita Robles; la responsable de Programas de Podemos, Carolina Bescansa; y la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, moderadas por el periodista Vicente Vallés.

En el primer bloque, las candidatas han estado hablando sobre las intenciones de sus formaciones de cara a pactar después del 26-J. Las interrupciones se han comenzado a producir cuando Bescansa estaba criticando el estado de las pensiones, pues consideraba que la hucha estaba muy agotada. Levy la interrumpió para decirle que "los pensionistas han estado cobrando cada mes".

Las dos dirigentes se han enzarzado en una discusión y Robles ha interrumpido para afearle su discurso a la popular. "Yo no sé en que país vive usted, no se entera de lo que pasa por la calle", le espetó. "Vive en el mundo del plasma como su jefe. Usted es una privilegiada, no hace más que echarle la culpa al PSOE".

Andrea Levy ha dicho después que el PP ha favorecido el empleo y se ha declarado satisfecha con la creación de empleo de los últimos años. Ha sido de nuevo Robles la que la ha criticado más duramente: "Cómo se puede decir con esa tranquilidad que está satisfecho con lo del empleo, cuando hay gente que está cobrando 300 y 400 euros".

En materia de refugiados también se han enzarzado. Levy señaló que el Gobierno de Rajoy estaba cumpliendo sus compromisos para dar protección a los "refugiados que están llegando a nuestras fronteras".

Bescansa le ha respondido que "ha sido una broma de mal gusto que digas que el gobierno cumple con sus compromisos sobre sus refugiados, es una desvergüenza y una falta de respeto a toda la gente que está en los campos de refugiados". Bescansa, Levy y Arrimadas han comenzado a hablar a la vez, y obligaron a Vallés a pedir "un poco de indulgencia con este moderador, que tenemos otros temas".

Posibilidades de pactos

Las representantes de las formaciones políticas no se han comprometido con garantía a evitar unas posibles terceras elecciones si tras las del 26 de junio el bloqueo negociador para la formación de gobierno siguiese siendo el mismo.

Bescansa ha señalado que aunque ganasen las elecciones "será necesario ponernos de acuerdo con el PSOE" aunque reconoce que "hay que ser cautelosos con las encuestas", mientras que Inés Arrimadas de Ciudadanos opina que cuanta más fuerza tenga su partido "más garantías habrá de un gobierno de cambio".

Para Levy las encuestas y los datos demuestran que el PP sigue siendo la fuerza favorita y "Mariano Rajoy va a seguir ofreciendo ese proyecto político de futuro", mientras que Robles entiende que su partido es el que mejor puede resolver los problemas de España y en su opinión Pedro Sánchez, "ha hecho un esfuerzo enorme para que haya un Gobierno y al final los ciudadanos van a recompensar eso".

Cataluña

En el bloque sobre modelo territorial, Levy ha tendido la mano a las instituciones catalanas siempre y cuando renuncien a la pretensión independentista que "nos ha traído inestabilidad y situaciones bochornosas como las que estamos viviendo", y denuncia que cuando elige uno mal a sus socios de gobierno se acaba en el desgobierno.

Para Unidos Podemos el 80 por ciento de la sociedad catalana quiere mostrar su opinión por lo que en palabras de Carolina Bescansa "defendemos la solución democrática de problemas políticos", a lo que ha añadido que ha sido un enorme error judicializar ese problema político.

Margarita Robles afirmó que la línea roja es el referéndum porque "no es posible en el marco constitucional actual", dice que el posicionamiento de su formación al respecto "es claro" y considera prioritario resolver primero los problemas de los ciudadanos de Cataluña y acabar con el marco de confrontación.

Arrimadas consideró que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no quiere el referéndum si no tan solo la independencia y opina que es un planteamiento lejos de la realidad democrática que hace imposible su renuncia al frente del Gobierno catalán.

Su partido plantea una política reformista que no quiera separar a los catalanes del resto de España y cree que se necesita un gobierno que sepa escuchar reivindicaciones legítimas respetando lo positivo de la unión y la diversidad.