Más barceloneses manifiestan haber sufrido robos y hurtos en el último año

  • Un 15,5% afirmaron haber sido víctimas de delitos o faltas relacionados con la seguridad personal, 0,7 décimas más que en 2014.
  • Los delitos consumados bajaron hasta el 16,5%, la cifra más baja en la ciudad desde 2011.
  • Los barceloneses han dado un 6,2 de nota a la seguridad y un 6,3 a la de su barrio.
  • Solo el 21,5% de los participantes en la Encuesta de Victimización 2016 han denunciado alguno de estos hechos.
Representación de un robo a manos de un carterista.
Representación de un robo a manos de un carterista.
GTRES

La Encuesta de Victimización 2016 hecha pública este miércoles por el Ajuntament de Barcelona indica que un 15,5% de los barceloneses encuestados manifestaron haber sido víctimas de delitos o faltas relacionados con la seguridad personal (robos o hurtos) 0,7 décimas más que en 2014 (14,8%) y 3,4 puntos más que en 2013 (12,1%).

Les siguieron los hechos delictivos contra vehículos, con un 7,5% de los encuestados afectados por los mismos, bajando 0,3 décimas respecto a 2014 (7,8%). Los robos en domicilios se mantuvieron prácticamente invariables, pasando de un 2,8% de los encuestados en 2015 a un 2,9% en 2014.

Los delitos de esta tipología consumados pasaron del 17,5% al 16,5% actual, la segunda cifra más baja desde 2011. En cambio, aumentaron los no consumados 0,5 décimas, pasando del 10,8% al 11,3%. El índice general de victimización de los barceloneses se sitúa en el23,2%, 0,4 puntos por debajo del año anterior. Los barceloneses también han dado un 6,2 de nota a la seguridad de la ciudad y un 6,3 a la de su barrio, la mejor desde 1999.

Sobre todo teléfonos y tabletas

Los responsables municipales han atribuido este ascenso de sustracciones e intentos fallidos, sobre todo de aparatos electrónicos de uso personal (móviles y tabletas) a los efectos del turismo y la masificación y a los de la crisis económica.

Por distritos, Ciutat Vella es el que más hechos delictivos de este tipo recogió, con un 17,8% del total, seguido del Eixample con un 15,7% y por Sants-Montjuïc, con un 14,5%. Los distritos con menos incidencia de estos problemas fueron Sarrià-Sant Gervasi (3,6%), Nou Barris (5,8%) y Les Corts (7,3%).

Les Corts, Sants-Montjuïc, Gràcia y Sant Andreu fueron las zonas donde más subieron estos delitos, mientras que en Ciutat Vella, el Eixample y  Sant Martí han bajado. Desde el consistorio lo relacionan con una mayor presencia policial en estos últimos distritos.

Solo un 21,5% de personas denuncian

Solo un 21,5% de los encuestados han afirmado haber denunciado alguno de estos hechos, la cifra más baja desde 2011. El Ajuntament cree que la dificultad y la cantidad de tiempo invertido en hacerlas, el hecho de que muchas afecten a turistas y la poca cantidad de dinero que suponen las sustracciones hace que muchos ciudadanos desistan de denunciar. Los responsables municipales hacen un llamamiento a denunciar para ayudar a atajar estos problemas y al mismo tiempo confirma que están trabajando junto a Mossos d'Esquadra y Guàrdia Urbana en ubicar unidades de denuncia rápida sobre el terreno.

Este año, como novedad, se ha modificado la muestra haciéndola bianual de 4.000 y 1.000 entrevistas (un año se harán encuestas a 4.000 personas para obtener datos representativos de diferentes distritos y otro año 1.000 entrevistas para recoger indicadores principales a nivel de ciudad).

Conflictos vecinales y provocados por el ruido

La mayoría de conflictos en los barrios son de ruido con los vecinos (un 20.05%), que han aumentado cinco puntos respecto al año pasado, seguidos de los conflictos por el ruido en la calle (15,7%) y otros conflictos relacionados con los vecinos de escalera (14,9%). Además, un 48,2% de los encuestados definieron como "muy graves" las situaciones vinculadas a la pobreza presentes en su vecindario (personas sin techo, mendigos, venta ambulante. Para el 39,5%, la suciedad en las calles y en las plazas como suciedad y basuras fuera de su sitio son problemas "graves" o "muy graves". Para el Ajuntament, estos son síntomas del "precio" que está pagando la ciudad por los recortes públicos y por la  crisis económica prolongada.


Los barrios del margen del río Besòs

Por primera vez en la historia de esta encuesta, que se realiza anualmente desde 1984, se ha analizado pormenorizadamente el índice de victimización en los barrios limítrofes con el río Besòs, que es superior al del conjunto de la ciudad. El índice se sitúa en el 25% de los encuestados (25% en Besòs Nou Barris: Trinitat Nova, Torre Baró o Ciutat Meridiana), 25,3% en Besòs Sant Andreu (Trinitat Vella, Bon Pastor o Baró de Viver) y 24,8% en Besòs Sant Martí (los dos barrios del Besòs).

Los delitos consumados en estos barrios son dos puntos superiores a los del resto de Barcelona, con el 18,7% y el 16,5% respectivamente. La victimización consumada es casi idéntica, con un 11,4% respecto al 11,3% del total de la ciudad.

En estos barrios hay más personas que han manifestado haber sufrido robos o hurtos en el último año (17,3%) que en el resto de Barcelona (15,5%), lo mismo con robos en vehículos (8,4% frente al 7,5%). Los delitos en domicilios son menos (2,3% frente al 2,8% de la ciudad), lo mismo que en tiendas y negocios (0,6% frente al 1,2% de la ciudad). Donde más problemáticas de seguridad personal se detectan dentro de los barrios del Besòs se encuentra el Besòs Nou Barris (19,1%) y también en delitos en domicilios (4,4%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento