Así lo indicó el delegado de Estadios y Seguridad del organismo internacional, Ernest Walker, en una reciente visita a Zaragoza. 

Walker cree que la nueva Romareda será un estadio moderno y acorde con el siglo XXI, según dijo el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Gaspar. Uno de los aspectos que más le gustó es la captación de energía solar a través de pantallas fotovoltaicas en la cubierta del estadio. Gaspar indicó que el delegado de la UEFA dio el visto bueno a la seguridad y vías de acceso al campo. Aseguró, incluso, que la nueva Romareda estaría en disposición de acoger la final de la Copa de la UEFA o de la Liga de Campeones.

El organismo deportivo internacional trabaja ahora en la elaboración de un informe técnico interno donde se plasme la valoración que tiene sobre el estadio y cómo han cumplido sus recomendaciones. «El informe será positivo. Creen que será uno de los estadios más modernos de Europa», sentenció Gaspar.

Pendientes del COTA

La Comisión de Ordenación del Territorio de Aragón (COTA) debe dar aún el visto bueno final a la construcción de la nueva Romareda en el espacio que ocupa ahora. Urbanismo remitió ya los informes de tráfico, que contemplaban reducir la circulación frente al hospital Miguel Servet, y espera que la DGA responda en dos semanas, para poder empezar las obras en septiembre. M.