Hallan el cuerpo de una mujer degollada en una finca cerca de Algete

Un hombre, que podría ser su novio, ha sido detenido. Tenía «una mentalidad infantil e iba puesto de porros», según testigos.
Dos operarios de la funeraria, trasladando ayer el cuerpo de la mujer degollada. (Víctor Lerena / EFE)
Dos operarios de la funeraria, trasladando ayer el cuerpo de la mujer degollada. (Víctor Lerena / EFE)

El cadáver de María L. C. , española de 43 años, fue encontrado ayer con un profundo corte en el cuello en una finca de Valdeolmos-Alapardo, cerca de Algete. El que podría ser su pareja sentimental, 20 años más joven que ella y del que ha trascendido que se llama Aarón, ha sido detenido como presunto autor de la muerte.

La Policía se puso sobre la pista cuando el detenido, que dio positivo en un control de alcoholemia y conducía el coche de la víctima de «forma deambulante», tenía  «una bolsa con un número importante de joyas». Además, su ropa estaba «bastante desordenada y presentaba cortes y restos de sangre en las manos», según  la Policía de Algete. Acto seguido, tras ser interrogado, los agentes fueron a la vivienda, donde se encontraron en el suelo el cuerpo de María sobre un charco de sangre. Las hipótesis apuntan a que el individuo, que tenía una orden de alejamiento de su madre por un «palazo», pretendió simular un robo en la casa tras cometer el asesinato de ahí que se llevara las joyas. Algunos testigos como Teresa, propietaria de la casa donde fue hallada la víctima, dijo que el detenido no podía considerarse novio de la fallecida ya que «sólo se conocían de unas semanas». También explicó que el contrato de alquiler que tenían no era de una vivienda sino de «una nave-estudio».

Maja y bebedora 

La testigo describió al arrestado como «un chico más bien bajito, un poco fuerte, muy efusivo y con una mentalidad muy infantil». Aseguró que «iba puesto de algo, como mínimo de porros». Aseguró conocer mucho a la víctima, con la que hablaba frecuentemente, y agregó que trabajaba de vigilante jurado en Sanchinarro y que «era muy maja», aunque «bebía muchísimo».

Rociada con ácido

La muerte de ayer no es el único acto de violencia machista que se produce en la región en lo que va de mes. El pasado 3 de septiembre, una mujer resultaba herida de gravedad después de que su marido vertiera sobre ella un líquido químico corrosivo en el centro de Madrid. La mujer fue trasladada a la unidad de quemados del hospital La Paz.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento