Tomás Santa Cecilia, director seguridad vial del RACE
El director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia. ARCHIVO

El barómetro de mayo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado este lunes dedica un apartado a la seguridad vial y a la percepción de conductores y peatones sobre el cumplimiento de las normas.

Según el informe, el 57,5% de los conductores reconoce haber sido multado y la mayor parte se perciben como mucho mejores al volante que el resto.

20minutos ha contactado con el director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, para valorar estos resultados y explicar algunos de los comportamientos más habituales al volante.

Los conductores aseguran que en 2016 se les ha multado más que en 2013, la última vez que el CIS preguntó. ¿Conducimos peor o hay un afán recaudatorio?

El sistema sancionador no debería ser concebido por los conductores como un elemento con afán recaudatorio, si eso ocurre es que algo está fallando. Su finalidad no es recaudatoria, sino que está concebido para sancionar a los que infringen las normas.

¿Y funciona bien ese sistema sancionador?

Desde el RACE creemos que el sistema sancionador de la DGT es bastante razonable. Los radares suelen estar colocados en puntos negros, las campañas van dirigidas al control del teléfono móvil, el alcohol o las drogas. En general está bien articulado, no podemos decir los mismo en el caso de las sanciones de Ayuntamientos y municipios.

La mayoría de los encuestados por el CIS considera que las sanciones son eficaces para evitar accidentes, ¿lo comparte?

Cumple una medida que es evitar que la gente se tome la ley por su mano, pero no creemos que el sistema sancionador sea lo más efectivo para reducir la siniestralidad. Apostamos más por la formación del conductor. El conductor debería respetar la norma por convencimiento no por imposición.

También ha habido más sanciones con pérdida de puntos, lo que significa...

Que cometemos infracciones más graves.

Cuando se cumple una década del carné por puntos, los españoles reconocen no haber variado sustancialmente sus hábitos al volante. ¿Significa eso que el carné por puntos no ha servido para nada?

La valoración de estos 10 años es positiva, había que introducirlo en la sociedad y en los conductores. El 75% de los conductores mantiene los 15 puntos, pero sí creemos que es un sistema que sirve, en su momento contribuyó a reducir la siniestralidad. El conductor ha tomado conciencia de que podía perder el permiso y sabe lo que tiene que hacer para no perderlo.

Sorprende en el barómetro que los conductores no perciben el exceso de velocidad como una causa de sinestralidad, ¿es así?

A día de hoy las causas de siniestralidad son muchas, pero el exceso de velocidad no sería la primera. Las distracciones al volante ocasionadas por el móvil estarían en primer lugar.

Además, la mayoría dicen que son los otros los que conducen peor.

El conductor español sabe conducir, pero su percepción de nuestra forma de hacerlo es sesgada. Ahí están los cursos y programas. El grado de conocimiento exige reciclarnos. Tenemos que pensar que hay margen de mejora en la formación No podemos creernos que lo sabemos todo.

¿Y en qué se falla más?

Hay que mejorar en distancia de seguridad y en mejorar nuestra conducción en condiciones climatológicas adversas. También es mejorable la seguridad vial a la hora de ir o volver del trabajo, en el entorno laboral.

También dicen conducir casi siempre con el cinturón...

A día de hoy podemos decir que el porcentaje de uso del cinturón en las plazas delanteras es casi del 100%, no tanto en las planzas traseras. Sobre todo en ciudad.

Los encuestados también afirman que mayoritariamente no se rebasan los límites de velocidad...

Y así es. El conductor español a nivel general respeta las normas de circulación, aunque un porcentaje mínimo es el que viene cometiendo las infracciones.

Sí admiten las distracciones, y muchas, al volante: manipular la radio, el CD, el móvil.... ¿Cómo se conciencia de la peligrosidad de esto?

No sabemos desprendernos del móvil, hay una dependencia del móvil en nuestras vidas, a todos los niveles. Y no somos conscientes del gran peligro que supone conducir distraídos, más de uno se lo plantearía si lo supiera. El mensaje a dar es que durante la conducción es el momento para conducir, relajarnos y evitar que haya interferencias.

¿Qué falta por hacer en seguridad vial? Una receta.

La receta principal es respeto a las normas al máximo. Luego, prestar atencion a los usuarios vulnerables como ciclistsa, peatones o motoristas. Atender también al cinturon de seguridad y sitemas de retención y aumentar la distancia de seguridad. Este ultimo es el talón de Aquilesdel conductor español. La distancia es la mejor herramienta para evitar los accidentes, a mas distancia mas tiempo de reacción.