Alejandro puede entrar el martes en la cárcel tras ser condenado por 79 euros: "Estoy acojonado"

Alejandro Fernández (c), el joven granadino de 24 años condenado por pagar 79 euros con una tarjeta que resultó ser falsa, consuela a su madre durante la concentración celebrada a las puertas de su trabajo en una cafetería del entorno de la plaza de Toros de Granada.
Alejandro Fernández (c), el joven granadino de 24 años condenado por pagar 79 euros con una tarjeta que resultó ser falsa, consuela a su madre durante la concentración celebrada a las puertas de su trabajo en una cafetería del entorno de la plaza de Toros de Granada.
Pepe Torres / EFE

Alejandro Fernández, el joven granadino de 24 años condenado a cinco años de cárcel por pagar en 2010 una compra de 79 euros con una tarjeta falsa, tendrá que entrar en la cárcel el próximo martes si la Audiencia Nacional no acepta el recurso presentado este pasado viernes por su abogado, en el que pide que se suspenda la ejecución de la pena.

"Estoy acojonado, la cárcel es un mundo nuevo para mí, tengo constancia de lo que allí se vive por lo que veo en las películas", asegura Alejandro a 20minutos.

Este joven, que solicitó en mayo de 2015 el indulto, se enteró este pasado viernes mientras estaba siendo entrevistado en directo en televisión de que el indulto le había sido denegado hace dos meses y medio. "A mí me ha llegado el requerimiento de que en cinco días me presente en prisión pero no pone nada del indulto", dijo ese mismo día en una entrevista a 20minutos.

Aunque reconoce que se siente "hundido" y que no entiende la decisión —"ya no es luchar por mí mismo, sino por una sociedad mejor", sostiene— no ha perdido el optimismo: "Tengo esperanzas en que se aplique la justicia, tienen que informarme de por qué me entero por los medios de que se me deniega el indulto".

Desde que esta pasada semana recibió una notificación que ponía fecha a su ingreso en la cárcel, su familia puso en marcha en la plataforma Change.org una campaña que ha recogido cerca de 240.000 firmas en su apoyo. También ha recibido el respaldo del alcalde de Granada, Paco Cuenca; sindicatos como UGT y hasta el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha escrito en su cuenta de Twitter sobre ello. "Y parece ser que la justicia todavía no ha escuchado", dice Alejandro.

El último acto ha sido una concentración este domingo frente a la cafetería de Granada donde trabaja Alejandro. Allí, arropado por sus familiares y amigos, decenas de personas han pedido que se evite su entrada en prisión.

Si finalmente la justicia no falla a su favor, Alejandro se presentará en la cárcel este martes a las 19.00 h de la tarde. Para él será entrar en una realidad completamente nueva y diferente, confiesa: "No me gustan las peleas, soy una persona pacífica". "Tengo la esperanza de que se echen para atrás, que vean que se están equivocando, pero si tengo que entrar para que esto cambie lo haré".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento