La joven brasileña fue violada por 10 o 12 hombres de dos grupos distintos en momentos diferentes

  • Lo han comunicado fuentes de la investigación de la violación colectiva que sufrió la chica de 16 años en el carioca Morro da Barão, en Praça Seca.
  • La menor fue a una casa en la favela de madrugada con dos hombres y una chica pero a las tres horas la abandonaron cuando estaba inconsciente.
  • Luego, fue trasladada por una banda de criminales a otro lugar donde fue agredida sexualmente dos veces por dos pandillas diferentes. 
  • Han puesto en libertad al imputado por hacerse un selfie con el cuerpo desnudo de la víctima y a otro sospechoso que supuestamente era su novio.
Una joven se manifiesta en São Paulo contra los abusos sexuales con un cartel que reza "Violaciones nunca más".
Una joven se manifiesta en São Paulo contra los abusos sexuales con un cartel que reza "Violaciones nunca más".
GTRES

La investigación de la violación colectiva a una joven de 16 años que tuvo lugar los días 21 y 22 de mayo en Rio de Janeiro sigue su curso así como las novedades en el caso que causó un fuerte impacto en Brasil ya que 130 mujeres son violadas cada día en el país latino.

La policía que se ocupa de este suceso en el Morro da Barão, en Praça Seca, descubrió que la chica fue atacada por dos grupos diferentes en dos momentos distintos entre los dos días que estuvo desaparecida. La cifra de agresores sería entre diez y doce jóvenes, según publica este sábado el periódico carioca O Globo.

Poco a poco los agentes especializados en agresiones a menores van identificando a los criminales que participaron en la violación. Hasta este viernes eran tres los sospechosos en la cárcel pero se han producido cambios en el rumbo de la investigación.

Reconstrucción de la historia

Después de salir de una fiesta, la víctima se fue a una casa en la favela en donde ocurrieron los hechos con Raí de Souza, con quien mantuvo relaciones sexuales, Lucas Perdomo y otra chica. Sobre las 10 de la mañana del día 22, los tres jóvenes abandonaron la vivienda dejando allí a la menor.

Más tarde, pasaron por el local varios criminales y al ver a la chica inconsciente decidieron llevársela y utilizarla para practicar sexo. Según recoge O Globo, el delincuente Moisés Camilo de Lucena fue el encargado de transportarla hasta un segundo lugar en dónde la violaron de seis a ocho bandidos.

Tras esto, fue abandonada en ese inmueble hasta que la encontraron Raphael Assis Duarte, Raí de Souza y un tercero criminal identificado como Jefinho. Según la reconstrucción de la historia hecha por la policía, ahí podría haber tenido lugar la segunda agresión sexual.

Solo un culpable encarcelado

Tras entregarse el miércoles a la Policía, el primero de ellos fue puesto en libertad este viernes aunque, como ocurre con Lucas Perdomo, continúan siendo investigados. Assis Duarte fue quien se tomó un selfie con el cuerpo desnudo de la niña y lo subió a su cuenta de Twitter. La imagen circuló por las redes sociales así como el cruel mensaje que la acompañaba: "El estado de Rio de Janeiro inaugura un nuevo túnel para que pase el tren-bala".

El supuesto novio de la víctima, Lucas Perdomo, quedó libre este viernes asegurando que quiere volver a los terrenos de juego —es futbolista profesional— y que espera poder olvidar todo esto algún día. El juez encargado del caso considera que no hay pruebas que lo incriminen aunque no lo declaró inocente.

De los ocho sospechosos por participar en la violación o por difundir las instantáneas, cinco continúan desaparecidos y solo Raí de Souza encarcelado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento