Alemania reconoce el genocidio armenio y sus relaciones con Turquía entran en crisis

  • El Parlamento alemán aprobó este jueves una resolución que reconoce como genocidio las masacres otomanas contra armenios cristianos en 1915.
  • La resolución complica de nuevo las relaciones entre Ankara y Berlín, que ha situado a Turquía como aliado clave ante la crisis de los refugiadios.
  • El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que las relaciones se verán "seriamente" afectadas y ha llamado a consultas a su embajador en Berlín.
  • Por su parte, el ministerio turco de Exteriores achacó la aprobación de esta resolución a la creciente "turcofobia e islamofobia" en Alemania.
  • A FONDO: Armenia, 100 años del genocidio que inauguró los crímenes contra la humanidad en nuestra era
Una bandera armenia frente al parlamento alemán.
Una bandera armenia frente al parlamento alemán.
EFE

El Parlamento alemán aprobó este jueves por practica unanimidad una resolución que reconoce como genocidio las masacres cometidas hace más de un siglo por el imperio otomano contra los armenios, decisión que abrió una nueva crisis diplomática entre Berlín y Ankara. La moción, consensuada por la coalición de conservadores y socialdemócratas que respalda al Gobierno de Angela Merkel junto con Los Verdes, sólo recibió un voto en contra y una abstención.

El texto reconoce como "genocidio" término que rechaza Turquía la muerte de entre 800.000 y 1,5 millones de personas de las minorías cristianas de Armenia en las matanzas de 1915, así como la responsabilidad alemana en ellos, como país aliado por entonces con el Imperio Otomano.

Merkel afirmó tras la sesión plenaria que las relaciones entre Alemania y Turquía son muy amplias, a pesar de que existan diferencias, y aseguró que es mucho lo que une a los dos países. Abordar cuestiones controvertidas "forma parte también de una democracia", subrayó la canciller, que resaltó los lazos entre Turquía y Alemania, donde viven más de tres millones de ciudadanos con raíces turcas.

A pesar del tono conciliador de la canciller, la resolución complica de nuevo las relaciones de Ankara y Berlín, que ha situado a Turquía como aliado clave ante la crisis de los refugiados. Estas tensiones no son nuevas y tienen su precedente mas reciente en el pasado mes de abril, cuando el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, presentó una demanda por injurias contra un humorista alemán que le llamó "follacabras" y forzó a la Cancillería a dar luz verde para la apertura del proceso penal.

Erdogan: "Afectará seriamente a las relaciones entre Alemania y Turquía"

Tras conocer su aprobación, el presidente turco se apresuró a afirmar, como ya había advertido previamente, que "afectará seriamente a las relaciones entre Alemania y Turquía". Como primera reacción anunció la llamada a consultas de su embajador en Berlín, que había asistido al debate desde la tribuna de invitados del Bundestag, en la que también estuvo el embajador de Armenia.

Por su parte, el ministerio turco de Exteriores calificó la resolución como una "desgracia" y una "politización de la historia", producto de la creciente "turcofobia e islamofobia" en Alemania, que pretende imponer a los jóvenes la narrativa armenia de lo sucedido en 1915.

Además, el ministerio de Exteriores agrega que el Parlamento alemán interpreta la historia de forma "arbitraria" y asegura que esta política "prejuiciosa e ilógica necesita una seria autocrítica".

Por otra parte, habla del "profundo trauma" creado en Alemania por "sus crímenes de lesa humanidad y genocidio, que se extienden desde Namibia hasta el Holocausto". Para Ankara, esta iniciativa alemana intenta "asimilar a turcos y alemanes de origen turco", con el objetivo de "alejarlos de su propia historia e identidad".

Armenia aplaude la resolución

Armenia aplaudió la resolución del Parlamento alemán que reconoce como genocidio la matanza de 1,5 millones de armenios cometida hace más de un siglo por el Imperio Otomano, a lo que se oponía terminantemente Turquía.

"Es la valiosa contribución de Alemania no sólo al reconocimiento y condena del genocidio armenio, sino a la lucha universal contra los genocidios y la prevención de los crímenes contra la humanidad", dijo Eduard Nalbandián, ministro de Exteriores armenio, en un comunicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento