¿Cuánto puede costar una tubería de 410 metros si el Ayuntamiento se ha gastado casi 800.000 euros en arreglar las filtraciones del túnel de Monte Dorado? Es la pregunta que se hace el centenar de vecinos de la zona que para ir a sus casas tiene que pasar delante de un foco de infección que arrastra aguas fecales y lluvia.

La peor parte se la llevan las 15 casas más próximas a la zanja por donde corre el vertido de pozos sépticos de viviendas de autoconstrucción cuyos dueños están obligados a limpiar. «El olor es insoportable;?en verano se vive con las ventanas cerradas», explica Miguel Campos, presidente de la asociación de vecinos? Colina Aceitero.

Y si para los conductores fue un alivio la mejora del túnel de Monte Dorado (en la entrada a Ciudad Jardín por Guerrero Strachan) y el adiós a las goteras, para los vecinos fue la prueba de que su situación ha caído en saco roto.

Según Campos, hace cuatro años Emasa constató que las filtraciones del túnel era una mezcla de agua fecales y lluvia cuyo origen eran los pozos sépticos. Al túnel se le revistió por dentro; por fuera, se impermeabilizó de tal forma que el agua que llegaba hasta allí ya no penetra. Se desvía por una canaleta, llega a una alcantarilla y sale a su vez por una tubería que muere en un parque donde juegan niños. Otra parte se usa para regar parcelas.

Campos lleva cuatro años luchando por que se les dé una solución. Su protesta le ha llevado a pedirle una cita al alcalde cuando comenzaron las obras del túnel, hace más de un año, pero no tuvo respuesta. «Se han gastado bien el dinero en arreglar el túnel dejándonos el foco de infección, la causa del problema», se lamenta.

Un portavoz de Emasa subraya que la causa del problema son los dueños que no mantienen limpios los pozos. La solución a largo plazo es que terminen enganchándose a la red, lo que se hará, insisten, aprovechando la instalaciones de las nuevas promociones previstas en la zona de subida a Los Montes.

Eso puede llevar más de dos años, dice Campos, para quien bastaría con una tubería de 410 metros hacia la red de Pinares de Olletas.