Los Mossos d'Esquadra irán equipados con ordenadores de bolsillo PDA que utilizarán en las denuncias de tráfico para reducir en unos tres meses el procedimiento de retirada de puntos del carné de conducir, según ha anunciado hoy el conseller de Interior de la Generalitat, Joan Saura.

Las diferentes medidas van encaminadas a reducir en medio año el tiempo para tramitar la retirada de puntos
Esta es una de las medidas que entrarán en funcionamiento el 19 de septiembre de forma experimental para reducir el proceso sancionador del carné por puntos que
actualmente tarda un año y que se basan en una mejora en el proceso de identificación de los infractores y en una mayor rapidez en la tramitación de las sanciones. (las diferentes medidas , en pdf).

La conselleria de Interior ha propuesto al Gobierno modificar 13 artículos de la actual Ley de Seguridad Viaria y de otros reglamentos para reducir a la mitad del tiempo lo que se tarda en hacer efectiva la retirada de puntos y que sea de seis meses.

Cobro al instante

Las PDA, que llevarán los Mossos incorporarán un datáfono para cobrar al instante el importe de la sanción al infractor, se empezarán a utilizar el próximo 19 de septiembre de manera experimental a la espera de que su uso sea generalizado a partir de 2008.

Con este sistema desaparecerá progresivamente el uso del papel en las multas.

Identificación rápida

Otra propuesta es que sea obligatorio, como pasa con los seguros, especificar el conductor habitual cuando se matricula un coche para facilitar la identificación en caso de infracción.

El Servei Català de Trànsit (SCT) también propone acceder a las bases de datos de los domicilios de los infractores que constan en los diferentes registros administrativos para poder notificar las multas con más rapidez.