La búsqueda de Yeremi
Foto de archivo de uno de los equipos de búsqueda del niño Yeremi. ARCHIVO

Una extraña calma se respira en el sector Los Llanos de Vecindario en Gran Canaria. Pareciera que poco a poco las cosas quisieran volver a la normalidad después de cumplirse seis meses de la desaparición del pequeño Yeremi Vargas.

Miradas de soslayo y desconfianza al acercarnos a cualquier vecino de la familia Vargas a preguntar sobre el discurrir diario de sus vidas. La plaza, el parque, las calles peatonales están medio vacías. Son pocos los chiquillos que andan solos, son más los que van de la mano de sus padres.

Solos, ni a comprar el pan

E.G.G., vecino del sector, dice que a sus hijos ya no les deja ir ni a comprar el pan solos y los lleva y busca del cole como todos los padres vecinos de Los Llanos a pesar de que esta a tan solo dos calles. Según E.G.G. la presencia policial sigue siendo la misma que antes de la desaparición de Yeremi.

Ahora los críos deben estar en casa sentados en el ordenador y no en el parque

Maritxell González, residente de la zona también, cuenta que se vino de la ciudad en busca de tranquilidad. No se atrevió a soltar a sus dos pequeños mientras nos contaba el miedo que ha creado esta desaparición y afirmaba que su rutina no ha cambiado en mucho porque siempre ha llevado sus hijos lo mas cerca de ella posible.

A Maritxell lo ocurrido le parecía imposible, ya que siendo una región insular, se le hacía casi un absurdo que algo como esto sucediera. Cree que puede volver a ocurrir y dice sentir lástima porque "ahora los críos deben estar en casa sentados en el ordenador y no en el parque".

Algunos vecinos dicen con tristeza que al final tendrán que empezar a quitar los carteles "porque nuestros chiquillos no hacen más que preguntar todos los días si apareció Yeremi", pero que si le concedieran un solo deseo en este momento, no dudarían, como padres que son, en pedir que regrese Yeremi a su hogar.

En el pueblo sigue muy presente la desaparición de Yeremi y, tanto vecinos como familiares del pequeño no hablan de Madeleine, la niña inglesa desaparecida en Portugal y cuyo caso tampoco está cerrado, aunque la familia de Yeremi, al enterarse de la desaparición de la pequeña, se apenó por todo lo que se le vendría encima a Los McCann.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE SANTA CRUZ DE TENERIFE.