En los últimos días, la frontera entre Marruecos y España en Melilla está sufriendo retenciones en el flujo de entrada y salida de personas por los controles que es están efectuando en el lado marroquí.

La fluidez en el tránsito de personas se está viendo afectada por esta circunstancia, ya que son alrededor de 20.000 las personas que a diario cruzan los puestos fronterizos que separan la ciudad autónoma del país alauí.

El domingo pasado la Policía española se vio obligada a cerrar la verja de la frontera durante una hora por los incidentes que se generaron cuando una aglomeración de 1.200 personas trataba de cruzar el puesto para participar en el último día de la feria melillense.

El lanzamiento de piedras por parte de algunos marroquíes obligó a cortar el tránsito, situación que se solucionó gracias a la colaboración de los agentes de ese país.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE MELILLA .