Agentes de la Policía Nacional han detenido a un ciudadano holandés y a su compañera sentimental por un fraude en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) superior a dos millones de euros en la importación y venta de vehículos y motocicletas de alta gama.

Según informa la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, los arrestados son Gerrit Franciscus A. y Daisy H.M., administradora única de una casa de compraventa de coches.

Utilizaban sociedades instrumentales para adquirir vehículos en Europa sin pagar el IVA

El importe del IVA no satisfecho a la Hacienda Pública podría alcanzar los 2.250.000 euros, correspondientes a los ejercicios fiscales de 2005 y 2006, y en la operación policial se han intervenido 31 vehículos en registros realizados en locales y un garaje en las localidades madrileñas de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes.

Los responsables de la defraudación se servían de varias sociedades instrumentales, conocidas como "missing trader" o "sociedades trucha", que eran autorizadas por la compañía matriz, con domicilio social en Alcobendas, para la adquisición de vehículos de alta gama en otros países europeos como Bélgica, Alemania y los Países Bajos.

Pagar en el país de comercialización

Las compras de los coches en el país de origen están exentas del pago del IVA, que deberá abonarse en el país donde se comercializan y las sociedades instrumentales se convertían en defraudadoras de la Hacienda al no efectuar el ingreso correspondiente al IVA, que repercutían en sus facturas de venta a la casa de compraventa.

La Policía ha intervenido 31 vehículos de alta gama y dos motocicletas -un Ferrari, cuatro Porches, trece Mercedes, siete BMW, tres Audi, un Volkswagen, un Nissan, un Mini y dos Harley Davidson-.

Además, un juzgado ha adoptado como medida cautelar el bloqueo de los saldos de cuentas bancarias de los detenidos y la prohibición de enajenar cuatro bienes inmuebles.