Mary-Kate Olsen
La actriz Mary-Kate Olsen, en una foto de archivo. ARCHIVO

Los amigos de Mary-Kate Olsen tienen bastante complicado darle una sorpresa yendo a su casa sin avisar, ya que los sorprendidos pueden ser ellos cuando la vean desnuda correteando por su casa.

La polémica gemela, que el pasado fin de semana se tomó la molestia de besarse con varios asistentes a una fiesta en Nueva York, en un visible estado de ebriedad, ha reconocido en una entrevista que recoge Sky News su afición a las carreras domésticas: "Todos mis amigos te pueden decir que me encanta correr con quimonos y joyas, o simplemente desnuda, llena de joyas".

Siento como si hubiese vivido 10 vidas diferentes ya

"Corro continuamente de aquí para allá por mi casa completamente desnuda, sólo con tacones", reconocía la joven actriz.

Lejos de aquel papel angelical en Padres Forzosos, Mary-Kate Olsen tropieza polémica tras polémica, acusada de consumo de drogas o de sufrir trastornos alimenticios.

"Siento como si hubiese vivido 10 vidas diferentes ya, y sólo tengo 21 años, aunque ahora me parece que empieza un nuevo capítulo", afirma Olsen.