Grupo de niños
Un grupo de niños sonríe en una casa de acogida en Kenia. ANIDAN

El número de muertes infantiles se ha reducido a su nivel más bajo en todo el mundo, 9,7 millones de niños, en lugar de los casi 13 millones que se registraron en 1990.

Según un informe presentado por UNICEF, la supervivencia infantil lleva un progreso constante, y muestran que es posible lograr objetivos positivos cuando se trabaja en un enfoque integrado de salud.

"Es un momento histórico", ha dicho la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman. "Actualmente sobreviven más niños que nunca. Ahora tenemos que apoyarnos sobre este logro en la salud pública para avanzar en el cumplimiento de los Objetivos del Milenio".

Actualmente sobreviven más niños que nunca

Entre estos objetivos se encuentra el compromiso de reducir la mortalidad infantil en dos tercios, un resultado que podría salvar otros 5,4 millones de niños y niñas para el año 2015.

Sin embargo, Veneman ha señalado que esto todavía no es suficiente. "La pérdida de 9,7 millones de niños y niñas cada año es inaceptable, ya que la mayoría de estas muertes se deben a causas que pueden evitarse, como el paludismo o la falta de agua potable".

Gran parte de estos progresos son resultado de intervenciones básicas de salud como la lactancia materna, las campañas de vacunación, la administración de suplementos de vitamina A y el uso de mosquiteras impregnadas en insecticida para prevenir el paludismo.