Una paciente de 17 años perdió las tierras de su familia, que quedó arruinada, al no poder pagar los 9.824 dólares de su cuenta médica en un hospital privado, pese a tener derecho a ser tratada por la Sanidad Pública tailandesa.

El hospital persuadió a la familia a firmar un contrato de venta de las tierras
Los medios locales aseguran que Yardpirun Peungmoung denunció que personal del
hospital Phitsanulok persuadió a su familia a firmar un contrato de venta de las tierras a la dirección del centro, una vez que la joven reconoció que no tenía suficiente dinero para abonar el servicio.

Yardpirun comenzó el 14 de abril de 2006 un tratamiento de 32 días a causa de un accidente de motocicleta.

Posteriormente, el pasado 16 de agosto, el hospital demandó en la corte de Phitsanulok a la familia de Yardpirun para forzarla a salir de sus tierras.

La joven había sido tratada en ese hospital pese a que debió haber sido ingresada en el público de Buddhachinaj, ya que contaba con la correspondiente tarjeta de la Oficina Nacional de la Seguridad Social Tailandesa.

Existen muchas demandas por parte de las Compañías de Seguros contra los hospitales privados por cobrar excesivamente a sus pacientes.