Bebé en un cubo de basura de Arganda
Edificio en la calle Leonor de Cortinas, 1.

Los padres del bebé de 39 semanas de gestación hallado ayer muerto en un cubo de basura de un domicilio de Arganda del Rey, de nacionalidad rumana, han sido detenidos. Fuentes de la Guardia Civil confirmaron la detención de los padres del recién nacido, que, según indicaron fuentes de Emergencias 112, era varón y tenía 39 semanas de gestación, lo que se conoce como "a término", por lo que ya no se trataba de un "prematuro".

Una compañera de piso de los padres del bebé dio el aviso a Emergencias 112

Los hechos tuvieron lugar en la calle Leonor de Cortinas número 1, de Arganda, hasta donde se desplazó una unidad del SUMMA que intentó reanimar al bebé durante 30 minutos sin conseguirlo. Emergencias 112 recibió hacia las 10.10 horas el aviso, dado por una compañera de piso de los padres del bebé.

La madre, M.A.G., de 22 años, fue trasladada a la maternidad de O'Donnell y el padre, A.S.B., a las dependencias de la Guardia Civil de Arganda, según fuentes de la Benemérita.

M.A.G. ocultaba su embarazo con una faja, según confirmaron a los medios de comunicación los compañeros de piso, que alquilaban a la pareja una habitación en el 3º C del número 1 de la calle Leonor de Cortinas.

Los padres lo negaban

Nadie se había percatado de la situación hasta la mañana de ayer, cuando Ana María, el ama de casa, que tira la basura por las noches, descubrió sorprendida la presencia de una bolsa llena y cerrada, que no abrió hasta que volvió de dejar a su hijas en el colegio.

La pareja llevaba apenas dos meses viviendo en el piso, que compartían con otras cinco personas: la familia de Ana María y otro inquilino, todos ellos rumanos.

M.A.G. tiene un hijo de cuatro años en Rumanía, que está al cuidado de su abuela materna. La pareja eran correcta en el trato, aunque apenas tenía relación con Ana María y su familia.