Los vecinos de Villamayor de Campos han pedido a la Junta de Castilla y León que investigue si un transformador eléctrico propiedad de la compañía Iberdrola se encuentra en el origen de la proliferación de casos de cáncer que se han detectado en un barrio de la localidad en el último año y medio.

El alcalde de la localidad, Francisco Antonio Sanz, se reunió hoy con el jefe del Servicio Territorial de Sanidad en Zamora para reclamar a la administración regional que tome medidas para terminar con el miedo que atenaza al pueblo.

El alcalde aseguró haber salido "satisfecho" de la reunión

El alcalde aseguró haber salido "satisfecho" de la reunión. El próximo lunes una OCA, organización de control autorizado, realizará una medición de las ondas del transformador. La Consejería de Sanidad, además, precisó Francisco Antonio Sanz, realizará un estudio epidemiológico en la localidad para analizar no sólo los efectos del transformador sino también el agua, el suelo y el aire, para conocer si existe una causa objetiva que desencadene la enfermedad.

Mensaje de tranquilidad

Por su parte, el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto de Castro, lanzó un mensaje de tranquilidad a los vecinos apelando a la falta de estudios científicos que puedan confirmar cualquier relación entre las ondas electromagnéticas del transformador eléctrico y la enfermedad detectada en Villamayor. Además, precisó, estudios de la OMS establecen que ese tipo de instalaciones no suponen ningún riesgo para la salud, por lo que sostiene que son infundados los temores de los vecinos.

En el último año y medio se han registrado ocho casos de cáncer entre los vecinos de las casas más próximas

Según la secretaria de la asociación de vecinos Aratoi, Ana Belen González, en el último año y medio se han registrado hasta ocho casos de cáncer entre los vecinos de las casas más próximas a la plaza donde se encuentra la instalación eléctrica. En la mayor parte de los casos afecta a gente joven, que tiene entre 40 y 60 años, de ahí que reconozca que en el pueblo "hay mucho miedo". Algunas familias jóvenes asentadas en el barrio afectado están incluso llegando a plantearse la posibilidad de abandonar la localidad.

Anuncian movilizaciones

Los vecinos aseguraron estar dispuestos a salir a la calle, iniciar movilizaciones y tomar todas las medidas que sean necesarias para que el transformador desaparezca del casco urbano. No han definido todavía cuales serán esas acciones, ya que esperan a conocer el resultado de la reunión que el próximo martes se va a mantener en el pueblo con representantes políticos de la Junta y un físico de la Consejería de Industria. "De buenas palabras estamos cansados", apuntó Ana Belén González, "así que esperaremos a conocer qué pasa, pero no estamos dispuestos a quedarnos como hasta ahora".

De buenas palabras estamos cansados. No nos vamos a quedar como hasta ahora

El alcalde reconoció que la compañía eléctrica Iberdrola estaría dispuesta a soterrar el transformador o sacarlo del pueblo, pero tendría que ser el Ayuntamiento el que se hiciera cargo del coste económico de esa obra, algo que en principio no ven asumible.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE ZAMORA