Los menores que llegan en pateras
Sin nadie que los acompañe. ARCHIVO

La consejera de Bienestar Social del Gobierno canario, Inés Rojas, lamentó hoy que "Moncloa sólo vea números" en los 700 menores inmigrantes no acompañados que permanecen acogidos en centros de las islas, pese a que el cupo que les corresponde asumir es de 300 chicos.

La consejera recordó en un comunicado que el pasado 8 de agosto solicitó una reunión con el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, para abordar la saturación que registran los centros de acogida de menores de Canarias y añadió que todavía "no ha obtenido respuesta".

Criticó la "incapacidad del ministro en su negociación con las comunidades autónomas"

Rojas criticó la "incapacidad del ministro en su negociación con las comunidades autónomas" y calificó su actitud de "indigna e intolerable con los canarios", después de que ayer instara al grupo de CC en el Senado a "convencer" a los respectivos presidentes de Madrid y La Rioja a aceptar la tutela de menores inmigrantes no acompañados, porque son, dijo, "las dos únicas comunidades que no han aceptado ninguno".

A buscar un futuro

La consejera calificó como "muy grave" que el ministro, con estas palabras, quiera, a su juicio, "renunciar a sus propias competencias, que son las de garantizar la solidaridad entre los territorios y la igualdad entre los ciudadanos".

Inés Rojas aseguró que no renunciará "a buscar un futuro para los más de 700 menores que hoy viven en centros de Canarias".

"Mientras nosotros -el Gobierno canario- vemos a niños, Moncloa sólo ve números", concluyó.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA .