Prince
El cantante estadounidense Prince (Reuters). Reuters

Prince siempre se ha caracterizado por defender a capa y espada los derechos de sus canciones, llegando incluso a huir de grandes compañías y utilizando canales alternativos para editar su prolífica obra.

Ahora, el cantante norteamericano ha decidido emprender su particular batalla contra Internet, y está determinado a denunciar a todas las webs que vulneran (según su opinión) sus derechos como artista.

Una de ellas es YouTube, el ‘site' de Google que parece haberse convertido en el enemigo público número uno para artistas y compañías discográficas. Según ha declarado el músico, los responsables de la popular web de vídeos son capaces de filtrar contenidos pornográficos, "pero han decidido no hacer lo mismo con aquellos relacionados con la música y el cine porque son la base de su negocio".

Pero YouTube no será la única web en la que Prince descargará su ira, sino que ya tiene en su punto de mira a otras bastante populares como eBay o Pirate Bay, que considera cómplices de la utilización ilegal de material de diferentes cantantes y grupos en beneficio propio.

"Creo firmemente que los artistas, como creadores y propietarios de su música, tienen que reclamar su arte" ha afirmado en un comunicado. "Estas acciones que llevaré a cabo marcarán un momento histórico en el mundo de la música, en relación a la batalla para conseguir de nuevo el control de nuestros derechos en Internet".

Pese a que el cantante ha anunciado medidas legales contra estas páginas, sus responsables aún no se han pronunciado al respecto.