'Urban Teammate', el sistema de conducción autónoma de Toyota

  • Integra tecnologías de inteligencia artificial y un sistema que genera mapas de gran precisión.
  • El pack de seguridad ITS Connect recibe y comparte datos con infraestructuras y otros vehículos.
  • El margen de error de su geoposicionamiento es de 5 cm, según Toyota.

Con motivo de la 42ª cumbre del G7, celebrada en Ise-Shima (Japón) los días 26 y 27 de mayo, Toyota presentó Urban Teammate, un sistema de conducción autónoma que, entre otras funciones, detecta personas, bicicletas y otros obstáculos alrededor del vehículo.

Toyota está desarrollando esta tecnología para que funcione en sus coches de forma autónoma de acuerdo con las normas de circulación de cada lugar, utilizando mapas y datos recogidos externamente de intersecciones y semáforos.

El sistema cuenta con GPS y cámaras, además de un módulo Lidar SPAD, que utiliza un radar láser de alta resolución que reconoce y representa el entorno.

Inteligencia Artificial

Toyota ha confirmado que el sistema Urban Teammate utiliza tecnologías de inteligencia artificial y de generación de mapas de gran precisión para poder funcionar correctamente incluso en entornos con tráfico denso.

A finales de 2015, Toyota empezó a implantar el pack de seguridad con sistema de transporte inteligente ITS Connect (Intelligent Transportation System) con el que sus modelos pueden recibir y compartir datos con infraestructurasy otros vehículos que también tengan el ITS Connect.

Gracias a la comunicación entre vehículos e infraestructuras, los conductores reciben un aviso si hay posibilidades de colisión al girar a la derecha en dos casos: si levantan el pie del freno y empiezan a avanzar cuando otro vehículo se aproxima en dirección opuesta, y cuando un peatón está cruzando la calle a la derecha del vehículo.

Los conductores también reciben una alerta cuando se produce el cambio de la luz del semáforo a rojo. Ocurre si el vehículo se acerca a un cruce; si el semáforo está en rojo y el conductor no va soltando el acelerador para detenerse recibirá el aviso.

Y, por último, el sistema también indica al conductor los segundos que restan hasta que el semáforo vuelve a ponerse en verde.

En cuanto la comunicación entre vehículos, Toyota asegura que el sistema responde de forma casi instantánea a la aceleración y deceleración de otros coches equipados con Control de Crucero con Radar de Comunicación, colaborando de este modo a que dos o más vehículos mantengan la distancia de seguridad y conseguir un tráfico más fluido.

Además, cuando una ambulancia que está equipada con un sistema de comunicación compatible enciende la sirena cerca del vehículo, el sistema avisa al conductor mediante una alerta sonora y muestra la ubicación aproximada, la distancia de la misma y la dirección en la que circula.

Toyota ha estado desarrollando interfaces compatibles con ITS en colaboración con entidades públicas y privadas con el objetivo de convertir este tipo de investigación en productos factibles tan pronto como sea posible. La marca japonesa cree que esta tecnología contribuirá a un futuro en el que la movilidad signifique seguridad, eficiencia y libertad.

El último proyecto de Toyota respecto a conectividad entre vehículos es crear una plataforma global de comunicaciones de amplio alcance junto con la compañía de telecomunicaciones, también japonesa, KDDI. Para que esta tecnología funcione será necesario el uso de un módulo de comunicaciones de datos de alto alcance (DCM). Japón y Estados Unidos serán los países donde los modelos de Toyota y Lexus empiecen a fabricarse con este DCM de serie.

COSMIC, el sistema de generación cartográfica

Respecto a la generación cartográfica de gran precisión, Toyota mostró en el Consumer Electronics Show (CES), celebrado en Las Vegas a principios de año, el sistema COSMIC, con el que se recogen imágenes de la vía gracias a vehículos equipados con cámaras y GPS.

Hasta ahora, según explicó la marca nipona, los datos cartográficos pensados para la conducción autónoma se habían generado mediante vehículos concretos equipados con escáneres láser tridimensionales. Este tipo de recogida, debido a su carácter infrecuente, limitaba su utilidad y era más costoso dada la necesidad de introducir manualmente tipos concretos de datos.

Toyota emplea tecnología de generación de información espacial en la nube para crear datos de imágenes de carreteras muy precisos a partir de las bases de datos y los dispositivos de GPS de los vehículos de ciertos usuarios seleccionados. Así, los datos se pueden actualizar en tiempo real. Según Toyota, el margen de error de geoposicionamiento es de un máximo de 5 centímetros ya que al utilizar las cámaras y el GPS de muchos vehículos se pueden corregir los errores de posición mediante tecnologías de combinación de imágenes y tecnologías de cálculo de trayectoria.


La evolución del prototipo 'Mobility Teammate'

En octubre de 2015, Toyota presentó el prototipo Mobility Teammate “Compañero de movilidad” que proponía una relación de colaboración entre el conductor y el vehículo. El Mobility Teammate, al ser activado en el acceso a una autopista, conducía el coche de manera autónoma por la vía hasta alcanzar la salida que se le había indicado de antemano.

Posteriormente nació el antecesor del Urban Teammate, el Highway Teammate, creado en exclusiva para que los vehículos pudieran hacer frente a todos los aspectos de la conducción en carretera sin asistencia (incluída la gestión de los carriles de incorporación y salida), en desarrollo desde 2013.

"La evolución del coche autónomo seguirá avanzando hasta conseguir un modelo más completo" ha señalado a 20minutos.es Jaime Arruz, Relaciones Públicas de Toyota España, por lo que prevé que el sistema Urban Teammate no sea el sistema de conducción autónoma definitivo de la marca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento