Dos militares, heridos
El helicóptero siniestrado ayer en el municipio de Baleira (Lugo)(J. M. Castro / EFE).
El aparato cayó desde 300 metros de altura. Dos tenientes del Ejército resultaron heridos leves después de que el helicóptero de la Armada en el que viajaban se precipitara al suelo desde una altura de 300 metros.

El aparato siniestrado se partió tras el impacto que se produjo en el municipio lucense de Baleira al poco de despegar.

El piloto, de 32 años, sufrió varios politraumatismos que le provocaron fracturas de la pelvis, de las dos extremidades inferiores y de un hombro, así como un traumatismo facial.

En el mismo accidente también resultó herido el teniente coronel Fernando Torres González que padece una luxación completa de la rodilla izquierda. Ambos permanecen ingresados en el Hospital Xeral de Lugo.

El siniestro se produjo poco antes de las 11.00 horas tras despegar el aparato del campo de fútbol, donde el teniente coronel, de 61 años, había visitado a las tropas que participan en el dispositivo de lucha contra los incendios forestales.