No es la primera vez que el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, muestra su rechazo a la implantación de la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Sin embargo, en su última carta pastoral el prelado dedica gran parte de discurso a este tema, sobre el que expresa su «inquietud». Asenjo es bastante claro al opinar que «son los padres los que tienen el derecho a ser los primeros educadores para sus hijos», sobre todo en lo que tiene que ver con los valores. En contraposición a esta postura, la Junta ya ha advertido de que todo aquel alumno que no acuda a esta clase será considerado como absentista.