Hay 65.000 emigrantes asturianos, la mayoría con más de 65 años
Los 43 emigrantes que han regresado a Asturias estuvieron ayer en Oviedo. (Diego Crespo)

«Me fui de Cangas del Narcea con 18 años y hasta ahora no había regresado a Asturias, aunque siempre tuve a mi tierra en el corazón». Ernesto Menéndez es uno de los 65.000 emigrantes asturianos que actualmente viven fuera de España. Gracias al programa Operación Añoranza, organizado y financiado a través de la Agencia Asturiana de Emigración, ha regresado por unos días al Principado.

Este año son 43 las personas que forman parte del programa. La mayoría tienen más de 65 años y llegan de Argentina, Cuba, México, Venezuela y Chile con la ilusión de reencontrarse con sus raíces y ver «cómo ha cambiado esto». Hasta el 26 de septiembre estarán en Asturias y visitarán localidades como Gijón, Colunga, Llanes, Ribadesella o Covadonga, donde a muchos les esperan sus familias.

Vuelven, pero no para quedarse, pues dicen que ya son «mayores» para hacerlo. En la última década son más de 9.000 los emigrantes que han retornado.

 

RECUERDOS EMOCIONADOS

Manuel Gancedo, Tineo

«Me fui en el cincuenta y nunca había tenido la oportunidad de regresar». Ahora lo ha conseguido, con 65 años. Su familia murió en la guerra y emigró a Cuba. Allí encontró un trabajo en una clínica, una esposa y tuvo un hijo.

Laudelina Frade, Llanes

«Llevo 24 años sin venir y tengo sobrinos que no conozco». En 1957 Laudelina se fue con su marido a Venezuela. Tiene 77 años, dos hijos y tres nietos. Viene a Asturias con la ilusión de poder ver a su hermano Antonio.

María del Carmen Pérez, Candás

«El desarraigo se sufre muchísimo». María del Carmen salió de Asturias con seis años y hace 30 que estuvo por última vez. Aun así, siente que «todavía existimos y tenemos un lugar en Asturias que no hemos perdido».